FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

¡LLÉVELO, LLÉVELO!

Con los equipos tapatíos eliminados, ya está puesto el changarro en Verde Valle y La Madriguera para intentar deshacerse de los becados... y para evaluar las ofertas que lleguen.

A pesar de que aún no hay lista de transferibles, hay nombres que ya están más cantados que Las Mañanitas.

En Chivas, por ejemplo, aunque no estén en el listado, los pretendidos y que tienen opción de salir son Cristian Calderón, Fernando Beltrán y César Huerta, Jesús Angulo también ha despertado el interés de dos equipos, pero, a menos que la oferta sea irresistible no sale de Chivas, saben que es de lo mejor que tienen y otro con sus condiciones será difícil que encuentren.

A los que les buscan equipo es a Michael Pérez, Carlos Villanueva, Carlos Cisneros, Antonio Madueña y Antonio Briseño, principalmente. Hasta el momento, los que reportarán al equipo son Jesús Godínez, quien terminó su préstamo con el León, y en una de esas, Luis Márquez, actual campeón con el Tepatitlán. Ya sea al primer equipo o al Tapatío.

En el Atlas a quien ya se le venció el contrato es a Renato Ibarra, habrá que esperar si negocian nuevamente con el América o lo dejan ir. El canterano Israel Reyes podría volver cuando termine su participación con el Puebla y quién muy probablemente no seguirá es el colombiano Camilo Vargas.

Al portero ya le aguantaron hace unos torneos los cañonazos de verdes que daban por él y ahora volvieron las ofertas del extranjero y aquí en nuestro futbol tenochca, el Monterrey y el América van con todo por él. Será sensible su baja, pero la lana les servirá para ir los refuerzos que le faltan.

Vamos a ver si les salen las apuestas a los equipos tapatíos.

VACUNADO

Otra buena noticia para Chivas es que no sólo en su cuerpo técnico están vacunados contra el Covid, ahora su capitán también. Jesús Molina aprovechó las vacaciones para irse a vacunar al gabacho junto con su esposa. Quienes tengan la oportunidad, siempre será una grata noticia que más personas estén protegidas.

EL DISCURSO

El problema no es que lo declare, no, porque todos sabemos que muchas veces directivos, técnicos y jugadores mienten... ¡el problema es que sí lo piensa, y eso ya es preocupante!

Ayer Javier Aguirre llegó echo la mocha a El Barrial, donde entrenan los Rayados, y tan a la carrera iba que se pasó de largo en la entrada y dejó al señor que les toma la temperatura con su aparatito extendido, contrario, por ejemplo, a Hugo González, quien sí se detuvo y bajó el vidrio para el protocolo y alcanzó a escuchar que una aficionada rayada le gritó: "¡Adiós, Hugo, no vuelvas. Adiós!".

Pero lo bueno vino después, pues Aguirre se detuvo a poner gasolina y el despachador tampoco se aguantó y le dijo: "¡Oooh, señor Aguirre!.. oiga, ¿por qué se te cayó el equipo?". Muy bien preguntado.

"Yo creo mucho en Dios, y si fue así la eliminación, es porque Él ya lo tenía escrito", fue la respuesta que le dio al empleado.

Así, como lo leen, y no creo que lo vayan a escuchar en rueda de prensa o en entrevista, para Aguirre la eliminación ya estaba destinada.

Aaah, eso sí, al despachador le repitió también el discurso ése de que el gol del Santos que los eliminó "¡Fue producto de la mala suerte!".

O sea, que lo diga en conferencia para intentar aliviar la pena de la gente y de sus jugadores, pues es normal escucharlo, aunque nadie se la crea, pero ya en corto con un aficionado cuestionándolo pues deja mucho qué desear.

Si para Aguirre el análisis de la eliminación de su equipo se debe "a que así lo tenía destinado Dios" y a que "fue mala suerte", y no a que juegan a poco, a que tiene jugadores sobrevalorados, a que metió el 1-0 y se echaron para atrás, a que tiene jugadores inseguros y a que no buscaron el 2-0 como debían... si para Aguirre fue lo que le dijo al gasolinero y no lo real, entonces ya es preocupante.