FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

MANO DURA

En los últimos años cada vez era más común ver a los promotores merodeando como buitres en los partidos de las categorías menores.

Cuando veían a un chavito con condiciones se acercaban a sus padres para firmarlos, les auguraban un buen futuro a sus vástagos con ellos, y no les miento, jugadores de 15-16 años ya contaban con un agente.

Eso generaba comúnmente que les llenaran la cabeza de ideas, que bloquearan negociaciones con sus equipos o simplemente se arreglaban con otros clubes y dejaban sin ganancia al equipo que los formó.

En Chivas mucho se ha hablado de supuestos acuerdos de algunos de sus trabajadores con la agencia de futbolistas de Promofut, -de Eduardo Hernández-, para obligar a firmar a jugadores de la cantera con ellos.

El propio Amaury Vergara ha estado al tanto de las acusaciones, hicieron la investigación y no han obtenido esas pruebas que lo demuestren.

El mandamás ha sido tajante en ese sentido y ya está el aviso de que no le temblará la mano para tomar decisiones si eso se llegara a comprobar.

Por lo pronto, en Chivas, los jugadores menores de edad tienen prohibido tener un representante.

Han querido erradicar el mal desde la raíz y ahora los jugadores hasta que cumplan los 18 años podrán decidir quiénes manejen sus carreras.

Eso ya está estipulado y se mantiene vigente, peeero todos aquellos menores que tenían contrato con promotores, tendrán que respetarlo y cumplirlo.

Ese mismo manejo entre Fuerzas Básicas y los promotores lo quieren implementar en otros equipos que ven con buenos ojos las medidas de Chivas, incluso el tema es analizado por la Liga MX y no descarten que en un futuro sea implementado en todos los clubes.

DÉJENLO PASAR

Tooony Mohamed se mantiene ocupado ahora que anda descansando de los banquillos del "fútbol".

El ex técnico de los Rayados contó el día que junto a sus compañeros, al parecer de los Toros Neza, fueron invitados a jugar una cascarita a una casa en Querétaro.

Hasta ahí todo bien, pero imaginen la sorpresa de Mohamed cuando vio en la televisión a uno de sus rivales de aquella tarde presentado como narcotraficante.

"Tuvimos que ir a jugar un partido cerca de Querétaro, en una casa, contra un equipo que era de ellos, tenía yo un cagazón (miedo). Nosotros no sabíamos quiénes eran realmente, te enteras años después. Lo más rico de todo fue el lechón, hicieron como 10. Perdimos (el partido), aunque después se mezclaron los jugadores con ellos, nos divertimos, la pasamos bien. Llegamos a las 11 de la mañana y nos fuimos a las 5 de la tarde. Nos llevaron en camionetas, y tratas de no mirar (por dónde vas), ¡No quieres mirar!", relató el ex técnico de América entre carcajadas.

Historias como ésta se dan en el mundo. Incluso el peruano Julio César Uribe, quien dirigía a los Tecos, contaba cuando Pablo Escobar le pagó un mes de sueldo como prima por ganar un partido en Colombia.

¡Qué tal!

GORDO POR GORDO

Antes que nada, no es que esté de llevado, mi filoso lector.

Se trata del apodo de estos jugadores, a mí ni me vean.

Ahora que el Tepatitlán comienza a desarmarse con la salida de los jugadores Pavel Pérez, Luis "Gordo" Márquez, Luis "Vaquerito" Morales, "Polito" Cortés, Daniel Aguiñaga y los porteros Andrés Sánchez y Bernardo Aguilar.

Las contrataciones están tardando un poco, pero ya se concretó la primera para Paco Ramírez y se trata de un viejo conocido del futbol tapatío: Jorge "Gordo" Mora.

Así es, el ex delantero de Chivas y Leones Negros vuelve de retache a su ciudad porque estaba jugando en España con el mexicanizado Salamanca en la Segunda División.

El jugador aún tiene contrato con los españoles y ahora han llegado a un acuerdo con el Tepa para prestarlo por un año.