@SancadillaNorte

jueves 26 sep. 2019

¿A qué le teme?

El morbo a nivel nacional es saber si Veracruz podrá ganar un partido en lo que le resta del torneo: Recibe Toluca, visita a León, recibe a Tigres, visita a Tijuana, recibe a Puebla, visita a Rayados, recibe al América y visita a Chivas.

Ayer fue de nuevo un charalito al ser goleado 5-0 por el Santos y la última anotación fue un autogol de Carlos Salcido al devolverle la pelota a su portero.

A ese nivel están los Tiburones y en qué nivel estarán los Tigres que sus mismos aficionados no verían descabellado que ese milagroso triunfo jarocho llegara el viernes 18 de octubre, cuando los auriazules visitarán el Puerto.

Por eso es tan extraño que el señor Diego Martín Alonso López tenga tanto miedo de no perder el Clásico ante unos Tigres a los que nadie les teme y para muestra la manera cómo el Puebla se les plantó el martes en el Estadio Universitario.

Alonso se salió con la suya en su plan de cuidar titulares y no perder en el Azteca, recordándonos las épocas en que el plantel no daba para más.

La diferencia ahora es que el punto no lo festeja nadie más que ellos y ahora lo consiguió en el único remate a puerta que tuvo su equipo, el más caro de México y Latinoamérica.

¡Vaya Clásicos!

El Nacional, entre América y Guadalajara, llega en el peor momento de los dos equipos.

El Regio, entre Rayados y Tigres, ni qué decirlo, dos equipos que están mal, que no juegan y que tienen un futuro muy incierto.

PD: Clásicos para el olvido.

Ambiente apagado

Ayer durante un buen rato del día el #ClásicoRegio era tendencia, pero para mal.

Te metías a ver los comentarios y de ambos lados, Tigres y Rayados, hay decepción por sus equipos.

"¿Quién será el rival más débil?", era una de las preguntas. No era ¿quién será mejor?

Luego había un video de una caricatura en una "pelea de inválidos".

La discusión tampoco era sobre algún duelo entre jugadores. El pique era de cuál afición abandonó más feo a su equipo en sus últimos partidos en casa.

Sí, así llegan los dos al Clásico, con ABBVAndono y AbandUni.

Otro tuitero decía: "Yo veo un #ClasicoRegio muuuy gris, como que traen hueva de jugar".

Y también nos recordaron los 90 con frases como: "De seguir así las cosas el que gane el #ClasicoRegio salvará el torneo, como en los viejos tiempos".

Es más, hasta el señor Jorge Emmanuel Torres Nilo lo declaró, como lo hubiera declarado "El Tilo" Ponce en los 80: "Va a ser un partido que de una u otra manera el que salga avante va a reivindicarse en el torneo".

Increíble que con los equipos más caros, su gente espere un partido pobre.

"Para qué nos hacemos, el #ClasicoRegio pinta para ser un espantoso 0-0, jaja, a como vienen jugando ambos".

"En una década histórica para el #ClasicoRegio estamos ante el posible último Clásico de esta década dorada, ¿y cerraremos con un Clásico con tan bajas expectativas?".

Eso pasó en redes sociales ayer durante el día, pero desde la noche del martes se apagó todo entre 7 y 9 de la noche.

Los Libres y Lokos habían planeado hacer un minuto de silencio en el Uni para burlarse de Rayados, pero nunca encontraron un momento para hacerlo porque en ningún instante los Tigres inspiraron confianza como para burlarse del rival.

Así, el único minuto de silencio fue cuando cayó el gol del Puebla.

Es más, hasta habían planeado después del partido reunirse para preparar lo que harán el sábado en el BBVA, peeerooo, ni ganas les dieron.

Eso en redes sociales, pero como yo no me guío nada más a tuitazos, síganle...

Venta apagada

Porque nada se decide a tuitazos, hablé con aficionados de ambos clubes que saben cómo está la onda.

Ya vimos el martes que la directiva Rayada anunció venta libre y se agotaron en minutos por arte de magia, y por la noche, por arte de magia también, siempre no estaban agotados.

Lo segundo es lo creíble, porque esta vez la tendrán difícil para llenar el BBVA... ¡y en Clásico!

No duden que el viernes la venta libre sujeta a disponibilidad pueda realizarse o digan que no hay, pero por debajo del agua repartan boletos para que no caigan en manos de seguidores de Tigres.

Es muy válido que haga eso la directiva del Club de Futbol Monterrey, está en su derecho de querer o no aficionados de Tigres en su estadio.

La leyenda de "boletos agotados" no ha salido, pero a muchos les dice que el sistema falla o que el boleto que buscan ya está vendido.

En redes sociales, cuentas de Twitter de fans o de medios, hay promociones para regalar boletos.

Eso del lado Pandi, y del lado Tigre si de por sí el interés por ir estaba apagado, con la derrota ante Puebla, más.

Desde el martes, alguien de la barra de Tigres veía su teléfono y nada que había llamadas para ver si iba conseguir boletos para el BBVA.

"En otros Clásicos tenía 300 llamadas para conseguir boletos y ahora nada", me contó.

"¿Y eso?", le pregunté.

"Además de cómo anda el equipo está claro que no somos bienvenidos y muchos ya entendieron el mensaje", me explicó.

"La seguridad no es buena y hay limitantes para conseguir boletos".

Ya no le dije nada porque se oía decepcionado, pero sin preguntarle les puedo afirmar que sí, la seguridad no es buena, como dice él, pero hay menos seguridad en sus equipos.

Qué tanto desconfían en su equipo que un Tigre escribió ayer: "El único que puede evitar el récord del tiburón son los Tigres".

PD: El del sábado pinta para que sea un Clásico de los años 80.