@SancadillaNorte

lunes 30 dic. 2019

¡QUÉ HUE... RAYADOS!

Lo que les faltó de piernas, les sobró de...

El Monterrey sabía que esta vez la intensidad que les dio el pase a la Final contra Santos y Necaxa no la tenían.

Ellos eran conscientes de que físicamente no estaban para competir al América en la altura de la Ciudad de México y en una cancha como la del Estadio Azteca con lo que pesa, por el apoyo de 60 mil aficionados americanistas y por el mal estado del terreno de juego. La cancha estaba pesadísima en todos los sentidos.

Primero tuvieron los tamaños, el coraje de aguantar lo que parecía una noche desastrosa y luego entró la mentalidad que les dio el señor Ricardo Antonio Mohamed Matijevich desde octubre que llegó.

Ya la suerte de campeón aparecía, primero cuando César Ramos no vio en el VAR un penal de Leonel Vangioni sobre Guido Rodríguez. Finalmente las ideas conspiracionales en contra de Rayados de parte del árbitro no aparecieron y hasta una decisión les beneficiaba, así tal cual, una decisión mal tomada y listo, nada de conspiraciones de un lado ni del otro.

"Qué no nos dijo", dijo Nico Sanche al ser cuestionado sobre las palabras de Tony al medio tiempo.

Y luego definió perfectamente lo que sucedía: "El primer tiempo fue como la primera parte del torneo".

Rayados jugaba a disque defenderse, como con Diego Alonso. Y en el segundo tiempo fue como la segunda parte del Apertura 2019, ya con Mohamed.

Para empezar Antonio tuvo el valor de reconocer que se equivocó con la línea de cinco planteada para los primeros 45 minutos y vinieron sus ajustes.

Fue clave que sacara a Miguel Layún de la lateral izquierda donde Roger Martínez lo hacía garras para poner ahí al mejor de toda la serie, al único que tuvo el físico y talento en todos los minutos, el colombiano Stefan Medina.

Luego entró Vincent Janssen para hacerle segunda a Rogelio Funes Mori, ya ahí los centrales Bruno Valdez y Víctor Aguilera se tuvieron que repartir y no estar los dos contra el "Mellizo".

Para ese entonces ya no sólo era corazón y hue... lo del Monterrey, también era la inteligencia para jugar y aprovechar que el América ya estaba fundido.

Lo de anoche fue como una pelea de box: primer tiempo para el Ame, segundo para Rayados, lo mismo que el primer tiempo extra y la segunda parte de la alargue fue para las Águilas que como que guardaron fuerza para el final para ver si noqueaba y casi le sale con el cabezazo de Federico Viñas al travesaño.

De nuevo aparecía la suerte del campeón que adelantó Mohamed desde la ida.

Y en los penales apreció otra vez la mentalidad porque no fallaron, Stefan cobró bien, pero Ochoa le hizo un atajadón.

Merecidísima quinta estrella para el Club de Futbol Monterrey, porque combinaron todo, hue..., mentalidad e inteligencia.

GRANDES, REGIOS

El Monterrey dio una muestra de grandeza anoche en el máximo escenario del futbol mexicano, el Estadio Azteca.

Su conquista fue el colofón perfecto para un año regio.

Pensar que hay alguien que todavía pone en duda que la Ciudad de Monterrey es al capital del futbol en México.

El futbol regio arrasó con todo en el 2019. El primer semestre fue de Tigres en Liga, ganando la varonil y la femenil.

El segundo semestre fue de Rayados en Liga, ganando la varonil y femenil.

Y por si fuera poco el otro título en disputa, la Concacaf, lo disputaron entre regios, el campeón fue Rayados y el subcampeón Tigres.

Lo mismo en la Final Femenil, se acapararon ahí también el campeonato y el subcampeonato.

Nada más en las Finales de Liga les dejamos los subs a otros equipos, León y América.

Al llegar al aeropuerto bien podría decir. Bienvenidos a Regiolandia, capital del futbol en México.

Y como dijera Mayito Castillejos, para quitarnos el mando se la van a...