@SancadillaNorte

miércoles 15 ene. 2020

AHOOORA SÍ...

Después de justamente estar una semana viva la novela, ya llegó a su fin.

Hace una semana me dijo correctamente -y así está demostrado- uno de mis Judas: "El tema de Aké Loba está demasiado complicado. Difícil para Rayados", y así lo tuiteé.

La semana pasada hubo quien aseguró que ya estaba firmado y que entre viernes y sábado iba a ser presentado, algo que no fue así. Jamás estuvo firmado ni cerca.

"Mira, el caso de Aké ha estado muy trabado. Las negociaciones han sido muy raras, extrañas entre el representante y nosotros (el Monterrey). Que sí, que no, que luego vemos, y así...", me ha contado todos estos días mi Judas.

Pero ayer me llamó, justo a las 10:08 horas de la noche de anoche.

"Sanca, creo que ya se acaba esta novela. Ahorita están reunidos ya para arreglar el repre de Loba y Monterrey.

"Hasta la tarde (de ayer martes) se había caído ya la negociación con Rayados, pero hace rato (anoche) se reactivó y todo está para que se cierre", me dijo.

Así se iba a ir la columna, pero los "tiempos se dieron" para Pandi y a las 11:06 de la noche lo oficializaron en Twitter y a las 11:18 pm apareció la foto de un sonriente presidente Duilio Davino firmando contrato con el marfileño.

"Las trabas que se dieron entre ambas partes quedaron ya resueltas", fue lo último de esta negociación que duró una semana y que tuvo al jugador en vilo en un hotel de San Peter.

Esta novela fue como se les pintó: tan complicada que estaba ya caída, y fue hasta anoche, ahora sí, que se destrabó por completo y comenzó a fluir la negociación. Hasta anoche.

A mí no me gusta cada día poner algo a ver si se da.

Ahooora sí, tras una semana de novela, y que incluso hasta la negociación se había caído ayer por la tarde, ahora sí por la noche se reactivó y hoy estará entrenando en El Barrial el pez gordo del mercado invernal que fue pescado por los Rayados.

Cuando les escribo algo es porque está así. Estaba más que complicada hace una semana. Anoche, se destrabó.

Informados están de lo que sucedió.

¿SERÁN LOS TACHONES?

El señor André-pierre Christian Gignac lleva dos días sin entrenar, no lo hizo el lunes y no lo hizo ayer.

Sin comunicado de por medio, se supo que lo que trae el delantero francés es un golpe en un glúteo que le ha provocado una molestia en la parte posterior del muslo izquierdo.

Peeero... los que siguieron a detalle la actuación de Gignac el sábado se dieron cuenta que constantemente se llevaba las manos a los tachones, pisaba y repisaba el campo como buscando acomodarse bien el nuevo calzado. No es normal verlo haciendo eso y mucho menos es normal verlo tan errático con la pelota como ese día del partido contra el Atlético de San Luis.

No vaya siendo que después de años de usar la marca tradicional y experta en eso, el delantero de Tigres esté adaptándose a su nueva marca, no tan experta en eso.

HECHOS TRIZAS

El caso de Víctor Guzmán, por más increíble que les parezca, dejó muy afectadas a todas las partes, tanto a Chivas, como a Pachuca y hasta al propio jugador.

Me pude enterar que esta situación le pegó feo a todos los involucrados, Chivas por el tema de tener considerado a Guzmán como su fichaje más importante para el actual torneo, por encima incluso de José Juan Macías.

El problema viene con Grupo Pachuca, pues esos 13 millones de dólares que estaban por percibir en el traspaso de Guzmán, irían directamente a la inversión que querían realizar sobre la Universidad del Futbol y demás proyectos, uno de ellos el nuevo Estadio de León, un golpe muy, pero muy duro y que tiene bastante triste a la directiva de los Tuzos.

Claro que los pachucos no están quitando el dedo del renglón en cuanto a la atención que le darán a Víctor, que ya reconoció que se equivocó y que asumirá las consecuencias.

De entrada, Pachuca estará muy al pendiente del jugador en el tema legal, pero sobre todo en lo personal, pues es una persona muy querida allá por tierras hidalguenses.

AÑORANZA TUZA

Vaya momento está atravesando Víctor Guzmán y su familia.

La situación en la que los ha metido el propio futbolista con sus acciones no es para menos: bajo el dedo flamígero del escrutinio público por una acusación de sustancias prohibidas.

Pero más allá del resultado en el control antidoping, les ha dolido el trato que ha recibido el futbolista en redes sociales y el poco respaldo que, sienten, ha tenido en el medio.

Si bien no estaban tan convencidos de que dejara Pachuca, hoy más que nunca dicen valorar ese trato que recibían en tierras hidalguenses donde se codeaban con el mismo Jesús Martínez y el resto de pateabalones que los hacían sentir como en una familia.

Ahora en Tuzolandia lo han acogido y le han dicho las palabras que el "Pocho" quería escuchar: que lo van a defender.

El caso que quieren montar -una vez que se confirme la muestra B- es que en una fiesta le colocaron algo en una bebida, lo cual no evitaría la sanción, pero sí ayudaría a tratar de arreglar en algo su maltratada imagen y que pueda continuar su carrera. Porque no hay que olvidar también que futbolísticamente es un activo, por el que estuvieron a punto de cobrar 260 millones de pesos al Club Guadalajara.

Una realidad también que tiene detectada la directiva del Pachuca es que Víctor frecuenta unas cuantas amistades en Tonalá que no gozan del mejor de los prestigios, acuérdense que ahí creció y donde aún vive su familia. En la "Bella Airosa" lo habían controlado, pero en un descuido se salió de control.

Lo que también es un hecho es que el "Pochogate" ha venido a visualizar el problema de las drogas que permea sobre el futbol mexicano como en muchas otras capas de nuestra sociedad.

Uno escucha a quienes asisten a las famosas fiestas privadas de los futbolistas y por sus relatos de lo que ahí se consume cuesta trabajo creer que no hubiera caído antes algún pateabalón, de no ser porque el antidoping en la Liga MX es una broma de pésimo gusto.

En fin, a ver en qué acaba todo.