@SancadillaNorte

martes 3 mar. 2020

ESO ME DICE

Aquella famosa frase del "Chapulín Colorado": "¡Que no panda el cúnico!" ha sido un eslabón muy marcado en el éxito reciente de estos Tigres.

"Que el equipo ya está viejo", "que hay dos o tres que no quieren al técnico", "que otros ya cumplieron su ciclo", y así hay varias excusas que suelen poner los aficionados para defender a un equipo, en este caso los Tigres.

Ayer hablé con mi Judas y esta vez no soltó nada del otro mundo sobre el plantel. Yo quería saber cómo había tomado el grupo en la interna las victorias sobre Alianza y Pumas, principalmente por lo que hicieron los señores Nahuel Ignacio Guzmán Palomeque y André-pierre Christian Gignac, pero me sorprendió que fue más conciso de lo normal.

"Fue todo muy normal, sí se festejó el pase en la Concacaf, pero al día siguiente vi a todos muy normal, cada quien en su rollo y a la vez metidos a lo que pide el cuerpo técnico".

¡Pero qué cerca estuvieron de quedar fuera en Conca!, le dije.

"Sí, pero a ver, este equipo tiene algo que muchos equipos en México no tienen, y ahora el grupo se está mentalizando que lo puede aplicar en Concacaf, que es que este equipo no cae en pánico".

Así de sencillo, le solté...

"Sí, es uno de los discursos de 'Tuca' y de los líderes del grupo que ya saben que si no se desesperan las cosas salen, y el gol de Nahuel nos confirmó eso, que si no nos apanicamos, a lo mejor este año sí alcanzamos la Conca".

"Y con Pumas igual, el equipo supo que la Liga se estaba complicando, pero al final llegaron los penales y luego el golazo de Gignac y hoy (ayer) vi al grupo otra vez trabajando en la paciencia de perfeccionar cada rutina sin caer en pánico".

Muy bonito todo, pero yo aún tengo mis dudas de este equipo.

PD: Hasta no ver...

CON CEREBRO

Antes de comenzar con la entrevista con el señor Nahuel Ignacio Guzmán Palomeque, se esperaba a un arquero con sus poses, con sus actitudes, con lo que la mayoría de la gente lo ve y tacha.

A veces pienso que Nahuel sería el portero perfecto en el "saco" del América: O lo odian o lo quieren. A muy pocos les es indiferente.

Para sorpresa, el meta argentino nacido en 1986 en Rosario, justo 4 meses antes del Mundial de México 86, dio la cara que pocos conocen. No digo que nadie, pero sí que pocos.

Quienes lo odian, lo tachan de lo que quieran, pero éste es un caso de los que es muy distinto cuando lo topas.

(Salvo los contrarios con los que se ha enfrentado en esas polémicas jugadas, ja,ja,ja).

Aguantó vara con los cuestionamientos de esas jugadas: que por qué los patea, que por qué ahorcó a Nico Castillo, que por qué agredió al español del Cruz Azul, de que si es un mal perdedor. Se quedó viendo en esta última pregunta, pero aguantó.

Pero donde más llamó la atención fue su mentalidad y su visión.

"¿Por qué juzgar a la comunidad lésbico gay?, hay que aceptarlos", comenzó a dejar en claro sus pensamientos.

Y no se diga cuando se tocó el tema del movimiento de las mujeres y la ya próxima fecha del 9 de marzo, donde habrá un paro de ellas.

"Hay que apoyarlas. Hoy más que nunca debemos hacernos los hombres a un lado, dejar nuestro ego, nuestro temperamento".

Quien piense que es un "hijo de puta" por las agresiones que ha hecho, está en todo su derecho de tacharlo como quiera.

Pero basta tratar a alguien un ratito para conocer de qué está hecho... y cuánto le "gira el ratón" en el cerebro.

Culpable por esos hechos que ya conocemos, pero plausible por su visión de vida.

"...Y no creo en Dios, el Dios que nos impusieron".

"¿El Dios Bíblico?", se le preguntó.

"No, no (no creo)".

PD: Es todo un personaje pensante y con cerebro.

CALÓ, CALÓ

Cuando veas las barbas de de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar...

(Dardo para Tigres, y aquí les cuento).

Los que andan nada contentos y nada cómodos son mis compadres de León, y no lo digo por la derrota que les metieron las Chivalácticas el pasado fin de semana en el Estadio Akron, sino porque los planes del equipo por internacionalizarse se fueron al caño después de ser humillados de manera muy penosa por LAFC en los Octavos de Final de la Concachampions.

Y es que mi Judas Panza Verde me contó que la directiva encabezada por "Chuchito" Martínez Jr, tenía como prioridad la encomienda de que el equipo ganara sí o sí la bendita Concacaf edición 2020, para así clasificar al Mundial de Clubes.

¿Por qué?, pues porque al Grupo Pachuca ya le urge que León empiece a dar de qué hablar a nivel internacional, y claro que eso representa también una buena lanita extra, ahora que andan muy apurados por construir su nuevo estadio.

Así que la directiva esmeralda le encargó a la plantilla comprometerse harto por ganar la "Conca", pero bueno, ya sabemos todos qué fue lo que pasó y gracias a un tal Carlitos Vela.

Aunque se lo merecían luego del papelazo que hicieron en Los Ángeles, donde dilapidaron la ventaja de 2-0 que consiguieron en León, mi Judas me contó que no hubo regaños tras la eliminación ni tampoco "ultimátums" para nadie.

Pero me dijo también que al dimensionar el tamaño del fracaso, varios terminaron bastante agüitados al constatar que La Fiera seguirá siendo equipo localito y ni quien se entere fuera de México de que existe un equipo de verde y blanco.

PD: Ya te urge, Tigres, ya te urge.