@SancadillaNorte

jueves 19 mar. 2020

CHANTAJE FALLIDO II

Les informé el pasado martes, aquí en en Sanca, el pleitazo que el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, se aventó con varios dueños de los equipos del Ascenso MX.

Les conté que tuvo una reunión en la que quería obligar a todos los dueños de los equipos del Ascenso a formar la nueva "Liga de Desarrollo", que se negaron y ahí estalló todo. Esto fue en la reunión para eliminar el ascenso durante cinco años.

Palabras más, palabras menos, amagó con no certificarlos para ascender, pero estos últimos no se dejaron y el dirigente, muy pantera al principio, le bajó a sus revoluciones y pidió un borrón y cuenta nueva tras verlos enfurecidos.

Les dije que la actitud de Bonilla, lejos de aplacarlos, sólo les confirmó lo que ya sospechaban: que todo este alboroto es para salvar al Atlas.

Luego de que Armando Martínez, presidente de Mineros, le contara a CANCHA que es unánime el rechazo a la desaparición del ascenso y a convertirse sólo en una Liga de desarrollo, me surgieron varias dudas.

De inmediato cogí el teléfono celular y le escribí por WhatsApp a mi Judas del Ascenso para que me soltara la sopa, como debe ser.

"Lo que se debe cuestionar es ¿quién sale favorecido tratando de quitar el ascenso?", me dijo.

No se trataba de fingir demencia, pero dejé que mostrara su enojo, de su ronco pecho.

"Imagínate todo lo que se genera por proteger a un pequeño porcentaje de los agremiados. Afectación a más de 30 equipos , por una pequeñísima minoría", escribió, ya bastante indignado, y con justa razón. Llegó el momento de soltar el arponazo.

"Lo que no entiendo", le dije, "es cómo el mismo dueño del equipo al que están protegiendo para que no descienda, los está apoyando para que se mantenga el ascenso".

Su respuesta fue contundente. Y ojo, la comparten varios propietarios de los clubes del Ascenso MX. No lo digo yo, lo piensan ellos.

"Es que también no puede abrir sus cartas porque se evidenciaría, por eso es que se está sumando", dijo... y le siguió:

"Además, recuerda que por lo menos los próximos dos años no habría descenso, pues se busca alcanzar los 20 equipos".

Uuuy, ya salió el peine. Por ahora todo el Ascenso está unido y tirando de la misma cuerda, pero algunos se huelen que va a haber un auténtico Judas que tarde o temprano los va a traicionar.

DÉJA VU

Esta historia ya la viví...

No es la primera vez que el futbol mexicano mueve cielo, mar y tierra para darle una ayudadita a un equipo del mismo grupo, o bien de los consentidazos. Así como lo leen.

Ya les conté que todo el alboroto en el Ascenso MX es porque se cree que el verdadero ganón de desaparecer el Ascenso MX será el Atlas. Los dueños luchan porque no descienda y traen ese movimiento.

Habrá que remontarse al Apertura 2006, cuando los principales candidatos a descender eran Gallos de Querétaro, Pumas y Santos.

El martes 3 de octubre de ese año, la directiva de Gallos despertó con la brutal noticia de que de no cumplir con los 765 minutos de alineación de menores, por la regla 20/11, les descontarían 3 puntos en la Tabla de Cocientes.

En un principio habían sido informados de que dicho castigo sólo se iba a ver reflejado en la clasificación general, pero no en la batalla por no descender.

Gallos no había sumado minutos y sólo restaban seis partidos, imposible cumplir la meta. Su entonces dueño -Axel Bulle- no se quedó callado.

"En vez de echarme la mano, porque soy el equipo nuevo, el que sube, pues se ensañan, como que quieren que sea el que subió y sea el que baje de volada", lamentó.

Total que Querétaro perdió los tres puntos, que al final del Clausura 2007 terminaron por ser decisivos en el Cociente. Santos se salvó en la última jornada al vencer a Cruz Azul, mientras que Gallos descendió al perder frente al Atlas.

Así se las gastan los dirigentes. No hay nada nuevo bajo el sol.

POLOS OPUESTOS

Todos los equipos del Ascenso, incluido Tampico, están firmes a que no les quiten el ascenso, pero no todos lo expresan.

Ya lo hizo Mineros de Zacatecas, de Grupo Pachuca, acérrimo "rival" del Grupo Orlegi, dueño del Atlas.

Jesús Martínez y Alejandro Irarragorri son los puntos opuestos en México. Si no lo sabían, aquí se los cuento. Si ya lo sabían, aquí se los recuerdo: no se llevan, no comparten ideas, son opuestos en metas. Yo no hablo de quién es el bueno y quién el malo. Sólo que son polos opuestos.

No por nada un grupo busca a toda manera cambiar el reglamento para salvar al Atlas y en el Ascenso, Mineros, del otro grupo, es parte de tooodos los que dicen: "No aceptamos".

Su Sanca les trae toda la historia a detalle y consiguió otro directivo que se animara a hablar: Alberto Castellanos, presidente de mi equipo, de mis amados Leones Negros de La UdeG.

"Sería totalmente arbitrario, propio de una dictadura".

PD: Sanca les seguirá informando.

SOSPECHAN DE 2

Me contaron mis Judas Tunero que apenas se supo ayer que el presidente del equipo, Alberto Marrero, dio positivo a coronavirus, de inmediato se echaron a andar varias medidas para tratar de que no cundiera el pánico.

Se pidió a los integrantes del plantel y a varios elementos administrativos que estuvieran en casa, bajo observación y ante cualquier síntoma lo hicieran saber de inmediato al cuerpo médico del club, para que se tomaran las medidas pertinentes.

Y para no hacerles el cuento largo, en radio pasillo ya surgió el rumor de que hay dos jugadores con varios síntomas, a los cuales ya se tiene en aislamiento y se le están realizando las pruebas pertinentes.

En San Luis no quieren dar nombres ni confirmar la noticia. Se han mantenido muy herméticos para que no estalle el pánico.

El presidente Marrero, cuando llegó de España y estuvo en el partido contra Puebla, no presentaba síntomas, por eso estuvo en el vestidor y en contacto con los jugadores.

Ni modo, ahora a esperar para ver si no hay más positivos a coronavirus, y que el resto del equipo tampoco vaya a sugestionarse.