@SancadillaNorte

martes 24 mar. 2020

HOY HABRÁ JUNTA

Si bien no hay partidos ni entrenamientos, ni temas a discutir como antes respecto al futbol, uno tiene que estar diario haciendo la chamba buscando información.

No sé cuánto tiempo nos vaya a durar la información nueva cada día, porque llegará el momento en el que esto comience a escasear.

Por lo pronto les comento que ayer hablé con un directivo de la Capirucha y me soltó que hoy habrá junta virtual entre los equipos, que será entre 10 y 11 de la mañana, y que se verán temas deportivos.

Eso provocó que le hablara a uno que está cerca de la CDMX y me dijo que a la junta entrarán más que todo los directores deportivos para darle seguimiento a los planes de los equipos.

"Los presidentes también podemos entrar a esa charla si queremos; yo voy a conectarme para estar más informado, pero será mi director deportivo el que la lleve", me dijo el dirigente de un equipo que está en la pelea por clasificar y que no queda lejos del centro del País.

Mañana les cuento lo que haya sacado de esta reunión que, repito, es hoy entre 10 y 11 de la mañana.

AHORA RESULTA QUE...

Ya les contaba hace unos días sobre el rumbo que podría tomar la carrera del señor Álex Renato Ibarra Mina.

Ahora déjenme les suelto lo que me platicó ese mismo Judas muy cercano a él, sobre el relajo que Ibarra vivió con su pareja Lucely Chalá y que lo llevó a terminar una semana en el botiquín, en el Reclusorio Oriente, por violencia doméstica y, en ese momento, tentativa de feminicidio.

Ya una vez que salió del "tambo", del "condominio", de la "unidad habitacionaaal"... ¡de la cárcel, pues! (hay que darse de pronto baños de pueblo, culeghos), le pregunté a mi Judas: "¿Pues qué le pasó a Renato?".

"Él es bueno", comenzó a contarme, nomás pa'brir boca, "la prensa es la que no es buena con él", me respondió.

No, no, no, no, no bueeeno, ahora resulta que el bueno de la película es el señor Renato y que los malos somos los medios.

Eso que me contó mi Judas, con todo respeto, me hizo recordar algo que leí ayer mismo en el Twitter de mi comadre Dolores Padierna, vicepresidenta de la mesa directiva de la cámara de diputados:

"Para que no se sienta tanto la crisis económica por la pandemia del coronavirus, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció su decisión de disminuir los precios de las gasolinas en el País", tuiteó.

Ja, ja, ja, como si la gente no está informada de que las gasolinas bajaron en decenas y decenas de países. Ahora AMLO tiene poder no sólo en México, sino en gran parte del mundo.

Pues algo así me causó lo que leí de Renato, y mi Judas siguió:

"Fue muy triste y muy difícil, pues él se quería separar desde hace mucho tiempo y la señora le puso un cuatro, como dirían en mi pueblo".

Obviamente no quise opinar al respecto y sólo le lancé: "Bueno, pero violencia doméstica sí hubo, de lo que la libró fue de la tentativa de feminicidio".

El Judas se me quedó viendo, serio, como si fuera el juez del Tribunal y me respondió: "No, nunca pasó nada, y sabes, al final la señora Chalá se llevó 15 millones de pesos... así que mal no le fue".

Ya no pude rascarle más porque este Judas se fue del lugar, pero así el sentir de la gente allegada a Ibarra sobre este escándalo.

Sea lo que sea, la carrera del señor Renato Ibarra ya quedó manchada.

PD: Temas increíbles.

LA VIDA DE AKÉ: SIEMPRE ENCERRADO

Esto del encierro es bueno para unos, para los que son gente de familia, y no tanto para los que les gusta la vida de calle o que están solos.

Son 8 días, aprox, unos más unos menos, lo que llevamos en cuarentena. Yo -la verdad- vengo a jalar y descanso, porque Doña Sanca en la casa me trae que súbete allá, que bájame esto de allá, que esto y que lo otro. Ando pidiendo esquina. Ya le puse tele en el cuarto para ver si se entretiene.

Si así ando yo, que ya estoy viejillo (69 años tengo), ya me imagino los jugadores. Los de Tigres desde el sábado que jugaron contra Juárez se fueron a la casa. Los de Pandi todavía la semana pasada entrenaron y se distrajeron algo.

Pero como no me gusta dejar las cosas a la imaginación, voy a los hechos, y hablé con Judas de los dos clubes, ambos en contacto con los jugadores vía WhatsApp, como debe ser, porque tenemos que cuidarnos con el #MeQuedoEnCasa.

Y por lo pronto, me cuenta, la mayoría están felices en sus casas, disfrutando a sus familias, dedicando tiempo a esposa e hijos. La vida de casado como debe ser, sin andar con la moral distraída. Con estos días de encierro el índice de infidelidad ha caído considerablemente.

"Están felices, Sanca, al menos así he notado a la mayoría; el estar con la mujer, pero sobre todo con los hijos, porque la mayoría los tienen pequeños.

"El que anden ahí los chiquillos haciendo sus travesuras y preguntándole de todo a papá tiene contentos a los jugadores que son padres de familia y que tienen a sus hijos acá en Monterrey, porque hay algunos que sí tienen retoños, pero viven con sus mamás en otras ciudades".

¿Y los solteros?, le pregunté.

"Sí, a ellos es a los que más le ha pegado, porque el no poder salir ni hacer reuniones con amigos, los trae un poco cabizbajos. Algunos en el Xbox se entretienen, pero no falta aquel al que no le gustan los videojuegos y nomás quieren andar de cariñosos. Esos sí están sufriendo porque además ahorita no pueden andar de cabrones. Conozco algunos casos en otros equipos".

Y hay otro, me contó, que "se está volviendo loco" con el encierro. Porque digo, los solteros a los que se refiere, tienen amigas y de alguna manera buscan distraerse, aunque sea de manera virtual, pero hay uno que sí de plano no la está pasando bien, porque digamos que es diferente: no le gustan los videojuegos ni el Netflix, y además tiene poco tiempo en la Ciudad y no ha hecho mucha raza todavía.

Se trata del señorito Aké Arnaud Loba: "Se está volviendo loco encerrado, Sanca, nomás no se halla, sin salir a entrenar, sin poder salir a cenar, a tomar algo, a un gym, nada de nada".

Pobre de mi Aké, me lo tuvieron una semana encerrado en el hotel mientras se destrababa su fichaje con Rayados... ¡y ahora otra vez!