@SancadillaNorte

lunes 26 oct. 2020

AGRADABLE SORPRESA

Nadie esperaba que el señor Antonio Ricardo Mohamed Matijevich mandara 11 alterno y fresco el sábado en Mazatlán.

Con media Copa en la bolsa, la urgencia era ganar para seguir al acecho de los puestos de Liguilla, y el plan le funcionó al "Turco".

La cosa es que Antonio se la jugó con lo "chico" y se salió con la suya, porque en el primer tiempo con su hijo Shayr, Zapatita y el "gamer" Cantú fue cuando mejor se vio el equipo en el triunfo sobre el Morelia morado.

Los aficionados, medios, etc, todos se sorprendieron, y cuando digo todos es todos, incluidos los jugadores.

Quizá salvo los mismos chavos en cuestión y el cuerpo técnico, que ya seguro sabían por dónde mascaba la iguana, a todos o a muchos, les causó extrañeza tan peculiar cuadro titular.

El motivo oficial de alinear a los chavos, fue meter raza fresca y por eso entraron Zapata y Shayr. Por cierto y ¿Jonathan González, que hasta seleccionado nacional fue, no andaba fresco o sigue afectado porque tuvo Covid-19? Simple pregunta.

"A todos nos sorprendió, la neta, de principio llegué a pensar que no sería así, pero ya el sábado para después del mediodía ya dijimos: ¡Ah, caray!", me contó mi Judas Jugador Pandi.

Eso sí, todos apoyaron la extraña decisión, pues si los chavos algo necesitaban era el arroparlos, me agregó mi Judas.

"Lo bueno es que ganamos, al grupo eso le ayuda que estamos ganando sea como sea".

Y es verdad, guste o no la forma.

Rayados ya se enrachó desde que perdieron el Clásico y está peleando por meterse a los primeros cuatro.

Por si fuera poco, ya tienen la Copa en la bolsa.

A'i la llevan

EN LA BOLSA

Si de por sí Rayados viene a la alza, va arriba 1-0 en la Final de la Copa, y a eso súmenle que su rival está cada vez peor y con un vestidor con grilla y malos manejos.

En este momento no debe existir silla más caliente en el futbol mexicano que la del señor Pablo Guede.

Hace unos días les platicaba que la directiva de Tijuana ya estaba afilando el hacha por si las cosas no mejoraban para Xolos en el cierre de torneo.

Tengo entendido que el señor Guede sería el primero en ir a juicio si los perros no clasifican ni al Repechaje del Guardianes 2020 y ni ganan la Copa MX ante La Pandilla del Cerro de La Silla.

Pero bueno, por si no fuera suficiente con la presión de la directiva, déjenme decirles que la cosa se puso más fea para Pablito, pues me enteré que ya hay varios jugadores allá en Tijuana que no quieren saber nada de él.

Sí, ya hay rumores entre ellos, por no llamarle grilla pacífica.

¿Por qué?, pues me dice mi Judas Perro que sus formas de dirigirse a los futbolistas no son las mejores, además de que varios todavía andan sentidos por las formas que utilizó la directiva para darle las gracias al señor Gustavo Quinteros con tal de contratar a Guede.

Dicho esto, les puedo confirmar que el vestidor de Tijuana está más que roto, y para no dejar, sólo recuerden lo que sucedió hace algunas semanas con José Manuel de la Torre en Toluca.

Al "Chepo" ya no lo aguantaban los jugadores y fue cuestión de tiempo para que lo mandaran a la calle, también por sus malas formas de dirigirse al vestidor.

No sé si ésta sea una generación de cristal por jugadores tan sensibles con técnicos con poco tacto, pero lo que sí me queda claro, es que el señor Pablo Guede ya no es nada querido en el vestidor de los Xolos de Tijuana.

POR CULPA DE 2

El 99 por ciento de la gente se comportó a la altura, pero por culpa de dos se habla de la afición Pandi.

Desde la semana pasada, en la que un par de equipos del futbol mexicano decidieron abrir las puertas, aun con semáforos en amarillo por el Covid-19 en sus estados, me quedé muy atento para ver quién era el primero en desobedecer las reglas sociales impuestas por las directivas de los clubes anfitriones.

Tras la primera jornada, pregunté en Aguascalientes y Mazatlán si habían tenido saldo blanco y tuve la buena respuesta de que todos se habían comportado a la altura. Pero llegó el juego ante Rayados y se vio el primer desorden.

Resulta que en su "invasión" al Kraken, algunos aficionados de Monterrey no se portaron del todo bien, y no sólo por la falta de tapabocas alrededor y en el estadio, sino por su comportamiento en el mismo.

Me cuenta un Judas que fue, un propio aficionado Pandi molesto por ver el comportamiento de dos seguidores de su equipo, que hicieron un desm...orden en el estadio de Mazatlán, a tal grado de que fueron echados por la seguridad del lugar.

"Yo soy Rayado de toda la vida, me conoces, Sanca, pero me da coraje que por pésimo comportamiento de dos que tenía yo enfrente nos tachen a todos así".

Y es que cuando los pupilos del señor Antonio Ricardo Mohamed Matijevich se fueron al frente, a un par de aficionados Rayados se le ocurrió aventar cerveza al resto de la tribuna, lo que orilló a la seguridad a retirarlos del inmueble, cosa que no había pasado en los dos encuentros anteriores que se tuvo acceso al público.

La cosa no fue igual que en el estadio de los Tomateros de Culiacán donde un orate se aventó a echarse cerveza encima, sino que ahora, la euforia le ganó a los Rayados que bañaron a todos a su alrededor, y como eso no es muy saludable, fueron retirados del inmueble.

Ojalá que eso sirva de ejemplo para futuras ocasiones, pues no está bien que en un espacio familiar salgan esos borrachazos, y menos con babas, que hoy son de riesgo por la situación.

QUE YA HABLARON

Los Toños pusieron las cosas en claro.

La semana pasada se hizo viral el caso de Toño García, jugador que acusó a Pumas de negligencia médica en el trato de una lesión, al grado de que puede quedar en silla de ruedas y del club sólo recibió un intento de apoyo de 70 mil pesos.

Se metieron todos, los de la Asociación y como nunca, muchos jugadores, apoyaron al menos con tuits, lo cual ya es ganancia en el gremio de futbolistas mexicanos.

Pues dentro de las entrevistas que dio García sobre su problema, soltó nombres de los que considera responsables de su situación, entre ellos Toño Sancho, actual directivo de Tigres, y que fue directivo puma en la época en que sucedió lo de Toño.

Tanto ruido hizo que Sancho tuvo que comunicarse con el ex jugador para aclarar su grado de responsabilidad y según mi Judas Felino, Sancho pudo limpiar su nombre.