@SancadillaNorte

martes 24 nov. 2020

COMO NOVIOS

Recuerdo cuando yo salía con Doña Sanca. Varias veces, como a todos en la vida, nos sucedió que había diferencias con la pareja y decidíamos darnos un tiempo.

Bueno, pues esto mismo está pasando entre la directiva del glorioso Club de Futbol Monterrey y el DT Antonio Ricardo Mohamed Matijevich.

Ayer, y no es la primera vez que lo hace, el presidente del equipo, el señor Duilio César Jean Pierre Davino Rodríguez, salió a anunciar que no había anuncio, y salió a decir que no había nada concreto qué decir.

Pues lo que ayer no salió a decir Duilio César, CANCHA y su Sanca sí salen a contárselo.

Cuando comenzó la reunión en El Barrial, el señor Antonio Ricardo seguía incómodo y molesto por lo sucedido la noche del domingo, y la dirigencia le pidió que mejor se tranquilizara y se enfriara para ver su futuro.

"Sanca, como resumen te cuento que decidimos darnos un break, que ambas partes lo pensáramos sin compromiso y que la próxima semana nos sentaríamos a ver si seguimos o no, buscando siempre el beneficio de la institución.

"Duilio salió a anunciar que no había anuncio porque nada está definido. Literal te puedo decir que nos estamos dando un break y pronto veremos si volvemos o rompemos", me dijo.

EL CONTRATO...

¿Tiene contrato Antonio Ricardo con La Pandilla del Cerro de La Silla?... como le dice San Cadilla: "sí y no", y les cuento.

Cuando el hijo de la señora Matijevich llegó en octubre del 2019 se fue juego a juego, y en diciembre le dieron un contrato por dos años... pero con cláusulas.

Sí tiene contrato, pero no normal que los amarre. Resulta que cuando negociaron y acordaron que aunque fuera por 2 años, cada 6 meses (cuando el equipo fuera eliminado) se sentarían a ver si cualquiera de las dos partes quiere seguir.

Si uno dice que no, pues se deshace sin pagar ni un solo dólar. Nada de indemnización para nadie.

Pero otra de las cláusulas es que si Rayados despide a Antonio una vez iniciado el torneo (Fecha 1 a la 17 o Liguilla), ahí sí tendrían que pagarle lana.

"También existe del otro lado, Sanca. Mohamed siempre ha tenido la ilusión de dirigir o a Boca o a una Selección, y ante eso si él decide irse empezado un torneo, tendría que indemnizar a Rayados. Los dos son libres de dejar al otro cuando no haya torneo, no así durante uno", me contó.

En la entrevista de La Mesa de Cancha Mohamed dijo que tenía contrato hasta diciembre del 2021, o sea, un año más.

Así las cosas, amigos Pandis: Se dieron un break Mohamed y el club y pronto volverán a charlar.

Si deciden separarse, pues cada quien por su lado sin que haya lana qué pagarle al otro.

Informados están.

EXPLOTA LA BURBUJA

La caída de Pandi fue dura, de ser el campeón de todo a quedarse sin Liguilla.

Por ello ayer los rostros desencajados de los jugadores cuando se les vio desfilar con sus cosas que tuvieron que ir a sacar de sus habitaciones en el Hotel El Barrial, porque ya tenían todo planeado para armar una burbuja para encerrarse en la concentración de la Liguilla.

Algunos maletas, digo, algunos con maletas y otros de plano con bolsas de basura para llevarse sus chivas.

El señor Hugo González Durán, rebautizado el domingo como "Manos Guangas" por la afición Pandi, se llevó un balón a una mano y no lo soltó en el trayecto al carro.

Como que no se resignaba a estar eliminado.

Síganle...

LA DECEPCIÓN DE HUGO

Cuando uno se compromete a algo es porque ya sabes que puedes tener la capacidad de cumplir y así se manejó Hugo González desde que renovó con Rayados y se le ofreció volver para ser el bueno en lugar de Marcelo Barovero.

El mismo Hugo se aventó el "tiro" de decir que él era el bueno, que los retos eran para tipos como él y que venía por su revancha.

Antonio Mohamed convenció a la directiva de dejar ir a Barovero y se trajo de regreso a Hugo y los dirigentes albiazules le cumplieron al "Turco".

Ya en la temporada, ustedes recordarán bien, Hugo no lo hizo mal, al contrario, le dio seguridad a los Rayados y colaboró con el que el equipo se cerrara dignamente el torneo, luego de un mal arranque.

El problema fue y como lo anticipó Mohamed en la entrevista con CANCHA... "hay que ver, porque faltan los partidos importantes".

Ahí, señor Hugo González, usted debió leer muy bien las palabras de su DT y prepararse al máximo porque evidentemente faltaban los juegos importantes.

Lamentablemente, de nuevo no pudo ser el portero salvador, ése que cambia el destino del equipo con una atajada y el "puente trágico" en la pena máxima de Santiago Ormeño mandó el juego a penales, más allá de que en la tanda sí pudo detener un disparo.

Por ello su frustración la noche del domingo en el vestidor del BBVA, sí, de nuevo una noche de pesadilla, como aquella de la Final Regia.

"Era el más frustrado de todos, incluso quizá te puedo asegurar que se veía dolido, algo que no vi en el resto, salvo Nico Sánchez, al que vi también muy molesto, el resto como si nada, ya sabes, 'Melli' con su cara, Maxi con la suya, Avilés como siempre, Dorlan fue otro que sí mostró vergüenza, pero el resto equis".

Así me describió la cosa alguien que estuvo adentro del vestidor.

"Pobre Hugo, se prepara muy bien, le mete al gimnasio, con sus entrenamientos cumple muy bien, pero no, quizá apenas se dio cuenta que el suéter de Rayados no es para él. Su cara de decepción interna lo decía todo".

Ya entrados, le pregunté si ayer hubo una reunión de la directiva con jugadores y me informó que la orden fue romper filas y que la junta sería únicamente con el cuerpo técnico y mi Judas Jugador me lo confirmó: "Sólo nos pidieron estar atentos a lo que vaya surgiendo, nada del otro mundo, la típica, ya sabes, que hay que prepararnos mejor y todo eso, descansar y pues ahora a tratar de olvidar un poco este paso amargo para regresar mejor, mi Sanca".

LO ESTUDIARON

"Tírale para allá, siempre se tira a la derecha", se alcanzó a escuchar en el vacío Estadio BBVA durante la tanda de penales del domingo.

Era lo que decían los jugadores del Puebla al ver cómo encaraba los penales Hugo González.