@SanCaReforma

lunes 17 feb. 2020

'VIEJOS' CONOCIDOS

Fíiijense que el otro día me di un paseillo por la cantera de Pumas y me percaté del regreso de un canterano americanista que no más no funcionó en el Pedregal, pero que sigue cobrando de la chequera universitaria.

Resuuulta que volvió nada más y nada menos que Rodrigo Armando González Cárdenas, el zaguero de 24 años que era "parte fundamental" del plan de trabajo de Rodrigo Ares de Parga para llenar de futbolistas jóvenes la plantilla universitaria y poder contar con defensores "formados" en el Pedregal.

Entrecomillé el "formados" porque el zaguero capitalino surgió de las Fuerzas Básicas ¡del América!, pero fue comprado en el Apertura 2017 para poder pelear por un puesto como titular y ser la pareja de Luis Fernando Quintana en un utópico futuro.

Bueno, pues resuuulta que el pobre chavo, justo cuando le ganaba la carrera por la titularidad a Pablo Jáquez (otro crack) se tronó la rodilla y a partir de ahí desapareció.

Incluso en el Apertura 2019 ya no siguió en las inferiores del equipo, teniendo que trabajar por su cuenta, pues me diiiicen que no tenía muy buena relación con el ex presi auriazul, y bueno, eso lo habría condenado a no poder salir a otro club ni a poder entrenar con los felinos el semestre pasado.

Y bueeeno, como ya nos dimos cuenta en este periodo de traspasos, los Pumas no suelen vender ni bien ni a tiempo, pues Rodrigo González se mantuvo en el Pedregal y ahora buscará con la Premier llenarle el ojo a alguien (hmm... ¿David Patiño?) y poder seguir en el futbol profesional.

Les prometo seguir al pendiente de este ameri... digo, futbolista auriazul, que aún está chavo y en una de esas puede llegar a ocupar un puesto en el cuadro felino cambiando de manera radical su triste historia...

ROJINEGROS DESESPERADOS

El chistecito que se aventó Rafita Puente Del Río al ningunear el trabajo de los periodistas resultó todo un martirio para el modelo, "periodista", entrenador, analista, vendedor de espejitos, poeta y experto en perder, pero sobre todo le causó bastantes dolores de cabeza a la directiva del Atlas y más a los inocentes del departamento de comunicación del equipo rojinegro, mártires del fin de semana por culpa de su entrenador.

Y es que me contaron por ahí que después de la calabaceada de Rafita, de las mismísimas oficinas de la directiva del Atlas llegó la orden de mover -desesperadamente- cielo, mar y tierra para que el "periodista" tuviera derecho de réplica a la avalancha de críticas que se le vinieron encima en todos los medios habidos y por haber, porque prácticamente nadie lo perdonó y la tunda fue unánime.

La orden de la oficina de mi Ale Irarragorri era clara: Rafita debía pedir disculpas en varios medios de comunicación.

Hubo algunos (amigos) que aceptaron la propuesta, y otros que todavía enojados como que le hicieron cara de fuchi al galán de telenovela.

Todavía a su llegada a la Capirucha el viernes por la tarde, el estimado señor don Rafita le pidió otra vez disculpas a los reporteros que fueron al Aeropuerto de la Capirucha, asegurándole a los muchachos que tenían un trabajo que él respetaba harto, pero como que nadie lo peló.

No quiero imaginar lo que viene para mi estimadísimo Rafita, que sin escandalitos ya cargaba con 8 partidos perdidos de manera consecutiva, ahora que es un imán de malas vibras... bueeeeno. Yo le deseo lo mejor de lo mejor; lo quiero mucho... (emoticon de sonrisita)

CHIVAHERMANOS CONSUMADOS

Creo que Ricardo Peláez va a tener que encomendarse a una deidad con más poder de la que usó cuando Chivas valió gorro en la Copa ante Dorados porque por más que nos ha dicho que hay un cambio de actitud en el Rebaño, las muestras de lo contrario siguen saliendo a la par de que los resultados no.

Eso que hizo Alexis Vega de llevar 5 mil pesos en monedas para pagar multas -supongo que por cosas indebidas que hace al interior del vestuario-, es difícil no interpretarlo como una burla y luego el comentario que hizo a la publicación de Uriel Antuna en instagram tras sus groseras fallas en el juego contra Cruz Azul, donde apela a los cielos para levantarse mientras su compañero solo puede arengarlo a "callar bocas", parece suficiente para pensar que aquel talentoso atacante que brilló en la cancha con el Toluca se nos está transformando en otro chivahermano que brilla por los showcitos fuera del campo.

Ojalá y no sea cierto, pero parece que a estas Chivalácticas resultaron no traer lactosa incluida...

A VER SI ES CIERTO...

Con eso de que Arturo Brizio, jefe de jefes del arbitraje mexica, prometió mano dura contra los errores de sus agremiados, espero de corazón que la congeladora tenga un lugarcito especial guardado para Jorge Antonio Pérez Durán, quien se hizo de la vista gorda en la agresión de Nahuel Guzmán sobre Eduardo Aguirre ayer en Torreón, el cual causó la indignación de medio País, menos de él que parece que no se enteró.

Si acaso Brizio decide castigar "de oficio" la pifia de Pérez Durán, creo que deberá ponerle una pena triple a Ricardo Arellano Nieves y a José Alfredo Peñaloza, encargados del VAR, porque ellos vieron claramente el patín del arquero de Tigres al jugador lagunero y ni así le advirtieron al central de que se le estaba yendo una grande.

Y luego no quieren que la banda se le vaya encima a Tigres acusándolo de ser intocable.

Esta es una buena oportunidad para demostrar que no es así, la pelota está en la cancha del señor Brizio.

¡Vengan las tarjetas rojas!