@SanCaReforma

lunes 24 feb. 2020

SE OLVIDAN DE FABBRO

¿Se acuerdan de Jonathan Fabbro, aquel jugador argentino que militó para Lobos BUAP, Jaguares y Dorados de Sinaloa?

Pues dejen les cuento rápidamente que el pasado septiembre fue sentenciado a 14 años de prisión por el abuso que cometió en contra de su ahijada.

Los jueces del Tribunal Oral 12 fueron implacables contra el ex futbolista que entró en una fuerte depresión tras conocer el veredicto.

Su esposa, Larissa Riquelme, quien se mantiene vigente en su carrera como modelo y que muchos recordarán porque fue la reina del Mundial de Sudáfrica 2010, ha tratado de ponerse en contacto con algunos ex compañeros de Fabbro, pues quiere que algunos le proporcionen cartas donde hablen bien sobre su pareja y puedan dar algún testimonio escrito, hablando de manera positiva de él, para intentar una nueva apelación, en espera de que se pueda reconsiderar la sentencia.

Me contaron que ha tratado de conseguir teléfonos de varios de los que militaron en Lobos BUAP en el 2017, pero sin éxito. Al parecer nadie quiere vincularse a este lastimoso proceso, por todo lo que implica, pese al sufrimiento de Larissa y de la madre de Jonathan Fabbro.

Es tanta la fe que tiene el ex futbolista en poder tener una nueva oportunidad de que su caso se revise, que mantiene el ánimo y la fe, pues incluso el pasado 14 de febrero le armó tremenda sorpresa a su mujer, enviándole flores a primera hora del día, para decirle cuánto la extraña y la ama.

Sin embargo, los compañeros de profesión han preferido hacerse de lado, pues la acusación que pesa sobre el argentino no es algo con lo que quieran verse vinculados, es más, varios han preferido no contestarle a Larissa ni tampoco dar sus teléfonos para que puedan ser contactados.

REBEL GROSERA

Se me hace que La Rebel ya se internacionalizó, tanto que debe de estar llena de gringos, argentinos, uruguashos y por ahí hasta uno que otro inglés y quizá hasta un escocés.

Supongo que así es la cosa porque esa es la única explicación que le encuentro a que la principal barra del equipo que representa a la Máxima Casa de Estudios no tenga el mínimo respeto por los símbolos patrios.

Con motivo del Día de la Bandera, que se celebra hoy, en la ceremonia protocolaria del Pumas vs. Monarcas se entonó el Himno Nacional Mexicano. Al Estadio Olímpico Universitario asistieron 30 mil personas y casi todas respondieron a la solicitud de entonar con respeto el Himno Nacional, menos La Rebel, que siguió con su escándalo, tan fuerte que por momentos se escuchó más lo que estaba tocando que la composición de Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó.

No estaría naaada mal que don Polo Silva les dé un buen jaloncito de orejas a los líderes de esta barra, porque para exigir prerrogativas están bien buenos, pero su falta de respeto a los símbolos patrios salió en la tele y, casualmente, es lo que más puede verse aquí en México y más allá de las fronteras...

¿Esa es la imagen que quieren darle Pumas al resto del universo conocido?

EL TRANCE DE GIGNAC

Cuando el pasado sábado André-pierre Gignac salió a declarar que no se sentía preocupado pese al mal momento de Tigres, el francés estaba hablando muuuuuy, pero muuuy en serio.

Si ustedes creen que Gignac es un tipo que se inquieta con una rachita de tres derrotas al hilo, déjenme decirles que están muy equivocados.

Me tocó ver el pasado sábado, en el Estadio Azteca, que Don André se toma todo el tiempo del mundo para preparar partidos bravos como el de Cruz Azul, donde literal los felinos llegaban casi casi con la soga en el cuello.

André fue el primerito en hacer el reconocimiento de cancha en el Coloso de Santa Úrsula. Después de darle dos vueltas al terreno de juego, se fue directito a la banca visitante con audífonos puestos, tomó asiento, estiró las piernas y el entorno que rodeaba al francés simplemente desapareció.

Pasaban jardineros, recogebalones, compañeros, edecanes, los más atrevidos le pedían autógrafos y fotos, pero Gignac no perdió un gramo de concentración en su ritual. Es más, con decirles que hasta se escuchaban claras las mentadas de madre que le bajaban desde la tribuna, pero ni eso me lo perturbó.

Literal, un miembro del staff de Tigres tuvo que hacer un poco de mosca para avisarle que debía volver a los vestidores y enlistarse para salir a calentar. Eso fue lo único que obligó a que André le metiera pata y volviera a este mundo.

LA MAGIA DE 'BILLY'

Si ustedes vieron a mi "Tuca" Ferretti bastante controlado el sábado pasado tras la derrota ante Cruz Azul, échenle la culpa a Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de La Máquina.

Fíjense que el mandamás cementero bajó al vestidor para felicitar a sus jugadores por la victoria, la tercera al hilo, cuarta en los últimos 5 juegos; pero justo cuando iba saliendo, se topó con Ricardo Ferretti.

El "Tuca", por más que echando lumbre, nomás empezó a platicar con "Billy" y se fue calmando de manera casi mágica. La plática fue tan amena, que me dicen que el directivo cementero incluso felicitó al "Tuca" por su cumpleaños.

Dicen que esos minutos platicando con "Billy" le bajaron tanto el coraje a Ferretti que de plano cuando partió hacia la sala de conferencias para comparecer ante los medios, su cara ya dibujaba una enorme e inusual sonrisa.

Se me hace que invitaré a don Billy a la comida que voy a tener con mi suegro la próxima semana...