@SanCaReforma

jueves 5 mar. 2020

LA LECCIÓN DE ROGER

En el América hay un antes y un después de Roger Martínez.

Ahora, cualquier jugador azulcrema la pensará muchas veces antes de menospreciar al club. El futbolista colombiano creyó que haciendo berrinchitos, quejándose en los medios de información y repartiendo culpas a los directivos azulcremas iba a lograr que lo vendieran al extranjero, pero vaya que le salió el tiro por la culata.

Cuentan que su desplantito escaló a tal nivel que fue el propio dueño del América, Emilio Azcárraga, el que bajó el pulgar, al más puro estilo de los emperadores en la antigua Roma para que Martínez pagara con creces su afrenta.

Por eso, Roger ni siquiera fue registrado para la "Concachampions", y además fue ignorado durante 8 jornadas de Liga MX.

Si bien el club le siguió pagando su quincenita de manera puntual, no quiero ni pensar en cómo le dolió a Roger perderse los bonos extra que suelen estipularse en los contratos de los futbolistas del Ame, que suelen ser muy jugosos, pero que están supeditados a objetivos como el jugar cierta cantidad de minutos o marcar determinado número de goles. Digamos que si cuando jugaba ya decían que estaba becado, pues congelado le tocaba media beca o menos...

Y es que cuando el colombiano salió a ventilar sus diferencias con Santiago Baños y compañía, quizá olvidó el apoyo que siempre le habían dado en la institución, como cuando tuvo que hacer un viaje exprés a Colombia, en septiembre pasado, debido a la demanda que tenía por pensión alimenticia.

Aun así, Martínez prefirió dejarse seducir por las endebles promesas de su representante, Fernando López, quien casi casi le decía que en la Serie A medio mundo peleaba por él o que en su defecto "al menos" Boca Juniors lo contrataría.

Al final, la malaria de lesiones que azota al América desde el torneo anterior obligó al club a reconsiderar su postura de tener congelado al futbolista, a quien en las últimas semanas se le vio con mucha disposición en los entrenamientos, casi como niño regañado que promete a su mamá no volver a portarse mal.

Y, les aseguro, que en Coapa, al menos a los jugadores les quedó bieeeen claro el mensaje de que al América se le respeta.

EL DUELO DE LUISFER

Como esta vez le va a tocar ver los toros desde la barrera, mi compa Luis Fernando Quintana anda con la tristeza a flor de piel.

Esta semana tan esperada por la mayoría de los integrantes de Pumas no ha sido la misma para el zaguero auriazul, quien se va a perder el Clásico ante el América de mañana, luego de haber sido expulsado frente a Tigres la semana pasada en Monterrey, la cual seguramente le habrá recordado aquella lejana tarde del 5 de mayo del 2013, cuando en su partido de debut en Primera División, también me lo mandaron a la calle tras 2 tarjetas amarillas.

Me cuentan que el central, usualmente titular este torneo, está entrenando al parejo de sus compañeros, le echó todas las ganas en el interescuadras, pero no pudo ocultar su cara de dolor cuando vio a sus cuatro compañeros que fueron designados para ir a la zona mixta para hablar sobre el partido ayer en la tarde.

Como es de suponerse, en el vestidor auriazul no se habla de otra cosa que del partido ante el Ame, muchos han cruzado apuestas en casa, con amigos y algunos más como Marco García está que no cabe de la emoción por jugar su primer Pumas-América con el primer equipo...

Y mientras, Quintana no puede con la tristeza.

LuisFer, como le decimos los compas, no ha recibido reproche alguno del entrenador "Míchel" y de ninguno de sus colegas porque, afortunadamente, ya quedaron muuuuy atrás aquellas épocas en que las regañizas de las altas esferas eran el pan de todos los días; sin embargo, en esta semana de expectativa, emoción y sonrisas, el zaguero ha optado por mantenerse al margen viviendo un duelo muy singular, el de aquel que está en los preparativos para la fiesta a sabiendas que no podrá ir a la misma...

Pero bueno, siempre hay alguien que está peor y si no que le pregunten a David Cabrera, que no vio ninguna tarjeta roja, pero hoy es más que un cero a la izquierda en Pumas...

APROVECHAN EL DESCANSO

Vaya que los jugadores de Cruz Azul aprovecharon los 2 días de descanso que les brindó el técnico Robert Dante Siboldi, pero espero que no afecten en su rendimiento ante Xolos, este sábado.

Tras ganarle al Morelia, el timonel charrúa permitió a los Cementeros descansar sábado y domingo, y presentarse hasta el lunes por la tarde en La Noria.

Por eso, varios se lanzaron a la playa.

El colombiano Alex Castro estuvo en Acapulco y hasta se fue a ver la Final varonil del Abierto Mexicano de Tenis, aprovechando que todavía no lo ubican y anduvo como pez en el agua.

Por su parte, el argentino Lucas Passerini se lanzó a Cancún para celebrar el cumpleaños de su pareja Lucila Vit, dándose una cena en un lugar con show de cabaret incluido.

Otro que también aprovechó para esta con su esposa fue Roberto Alvarado, quien sabe que podría estar en la Selección preolímpica que va a buscar en unos días el boleto a Tokio 2020, por lo que estará alejado de su señora.

Eso sí, habrá que mirar el sábado si tanto descanso no merma el ritmo de La Máquina, que tiene 6 triunfos seguidos entre Liga y Concachampions.