@SanCaReforma

jueves 26 mar. 2020

PLANEAN MISA PARA DON NACHO

Don Ignacio Trelles Campos es una leyenda y merece una despedida como tal, por eso desde ahora la gente de futbol mueve cielo, mar y tierra para darle el adiós en el Estadio Jalisco.

Ayer, en una charla entre Guillermo "El Campeón" Hernández y Rubén Maturano (quien trabajó 24 años con don Nacho), surgió la idea de organizarle una misa a quien fuera el primer técnico en México en ganar 7 títulos de Liga o superar la barrera de los 1000 partidos dirigidos.

Pero no se trata de cualquier misa, ya que en ella participará el padre Chayo, un sacerdote conocido y querido por toda la comunidad de futbol en Guadalajara, lugar de nacimiento de Trelles.

La idea de organizarle la misa en el coloso de la Colonia Independencia provino del narrador Roberto Guerrero Ayala.

Me contaron que apenas termine la crisis de salud pública por el Covid-19 y entonces aquellos que más amaron a Trelles, que no son pocos, lucharán con todo lo que tengan por conseguir el permiso en el Estadio Jalisco, el cual es propiedad de la asociación civil Clubes Unidos de Jalisco, conformada por el Atlas, las Chivas, la UdeG y el Club Jalisco.

Todavía no se cierra el proyecto y ya hay una lista bastante extensa de asistentes a la misa en la que destacan Ignacio Calderón, Gamaliel Ramírez, Octavio Mora, Daniel Guzmán y Ricardo Chavarín, entre otros.

PD: Ojalá concreten el proyecto. Don Nacho Trelles lo vale.

DESPEDIDA PRIVADA

Ya les contaba de lo que un grupo de seguidores de Don Nacho Trelles Campos planea hacer apenas pase la pandemia del Covid-19, pero ahora les narraré cómo fue su despedida.

Les cuento que el mítico entrenador partió de este mundo la noche del martes, pero su familia no lo hizo público debido a la pandemia.

Le avisaron a algunas personas y Trelles tuvo un pequeño funeral en una funeraria, en donde apenas y llegaron familiares.

Ya el miércoles, a eso de las 4 de la mañana, el cuerpo de Don Nacho fue llevado a su casa, allá en San Miguel Chapultepec, para pasar unos últimos instantes con sus deudos.

Hasta allá acudió, por ejemplo, Guillermo Álvarez, presidente de Cruz Azul, y gran amigo del ex entrenador.

Estuvo poco tiempo, porque también se anda cuidando de la contingencia, pero sobre todo porque no quería molestar mucho a la familia en tan difícil momento.

Así fue la despedida del más grande entrenador del futbol mexicano.

PRESENTÍA SU ADIÓS

Hace casi 8 meses, en una comida por su cumpleaños 103, Ignacio Trelles ya presentía su adiós.

(Bueno, decir que una persona de 103 años presentía su adiós, suena algo lógico, pero algo sucedió que reafirmó lo que sentía).

Me contó mi Judas Celeste, quien estuvo en una reunión que le organizó Cruz Azul en La Noria, que Don Nacho contó ahí que ya estaba cansado, que le gustaba mirar futbol aún y a veces hasta visitaba a su Maquina, pero no veía con malos ojos irse a descansar.

En aquella ocasión, hubo pastel y mariachi, todo por una de las leyendas celestes, y Trelles lo disfrutó, estuvo de buen ánimo y convivió con Guillermo Álvarez, presidente del club cementero, quien siempre tuvo las mejores palabras de una persona a la que admiró desde más joven.

Por supuesto que más de uno ahí le pidió que siguiera con fortaleza y al pendiente de su querido Cruz Azul, pero la noche del martes su corazón no dio para más y, como ya quería, se fue a descansar.

PAN CON LO MISMO...

Hace un par de semanas, justo antes de que se decretara el paro de la Liga BBVA, la dirigencia de Cruz Azul -encabezada por Guillermo Álvarez Cuevas- decidió que el señor Carlos López de Silanes se incorpora al grupo de trabajo con la Máquina Celeste en el cargo de Director de Inteligencia Deportiva.

¿Para qué?, pues para trabajar muy de la mano con Jaime Ordiales. A partir del 1 de abril, el nuevo directivo tomará el cargo, en espera de poder reportarse con el club, una vez que se haya levantado la cuarentena.

Si ustedes no ubican a López de Silanes, les cuento que fue jugador de Necaxa en la década de los 90, pasó por Chivas, León, Celaya, Irapuato, Lobos BUAP y terminó en el Atlético Yucatán.

En la fatídica era de Michel Bauer al frente del América, también fue responsable de las visorias, coordinador deportivo. Es más, si me preguntan, fue de los que seguramente estuvo observando las últimas y brillantes adquisiciones del señor Bauer con las Águilas.

Acompañó muy solidario a Jaime Ordiales en los momentos más complicados en su paso por el cuadro azulcrema, cuando el presidente se volvió loco pensando en que había un complot en su contra y cuando trajo al "impreshionanti" Luis Roberto Alves para ayudarlo a sacar al equipo adelante, cosa que ninguno logró.

Carlos López de Silanes tomó fuerza para asumir la dirección deportiva de la Máquina cuando salió el señor Ricardo Peláez Linares, pero al final se decidieron por Ordiales, que apenas pudo le dio la mano a su cuate para chambear juntos de nueva cuenta.

Aparentemente, Guillermo Álvarez Cuevas desperdició la oportunidad de tratar de limpiar el cochinero, de buscar alguien menos sobado, o con menos intereses, porque de que hay gente en el medio la hay, pero ni modo, los directivos no quieren darle vuelta a la hoja ni ver nuevas opciones, todo sigue girando en torno a los mismos que manejan el mundillo de las transferencias y demás.