@SanCaReforma

lunes 26 oct. 2020

VAS PA'BAJO

Por una parte La Máquina despierta y está en segundo lugar general, pero por otra el Guadalajara tropieza y es octavo... ¡y hoy posiblemente lo manden al noveno!

Si los Tuzos ganan o empatan superarán en posición al equipo del señor Víctor Manuel Vucetich Rojas, y lo sacarían de los que reciben en el Repechaje.

Si eso sucede, el Guadalajara se iría al noveno y su cierre será muy difícil, pues visitarán a Pumas en CU y recibirán a los Rayados en el Akron.

Chivas sigue siendo un equipo muy inflado.

ARDE LA FRONTERA

En este momento no debe existir silla más caliente en el futbol mexicano que la del señor Pablo Guede.

Hace unos días les platicaba que la directiva de Tijuana ya estaba afilando la guadaña por si las cosas no mejoraban para Xolos en el cierre de torneo.

Tengo entendido que el señor Guede sería el primero en ir a juicio si los perros no clasifican mi al Repechaje, del Guardianes 2020, y ni ganan la Copa MX ante La Pandilla del Cerro de La Silla.

Pero bueno, por si no fuera suficiente con la presión de la directiva, déjenme decirles que la cosa se puso más fea para Pablito, pues me enteré que ya hay varios jugadores allá en Tijuana que no quieren saber nada de él.

Sí, ya hay rumores entre ellos, por no llamarle grilla pacífica.

¿Por qué?, pues me dice mi Judas Perro que sus formas de dirigirse a los futbolistas no son las mejores, además de que varios todavía andan sentidos por las formas utilizó la directiva para darle las gracias al señor Gustavo Quinteros con tal de contratar a Guede.

Dicho esto, les puedo confirmar que el vestidor de Tijuana está más que roto, y para no dejar, sólo recuerden lo que sucedió hace algunas semanas con José Manuel de la Torre en Toluca.

Al "Chepo" ya no lo aguantaban los jugadores y fue cuestión de tiempo para que lo mandaran a la calle, también por sus malas formas de dirigirse al vestidor.

No sé si ésta sea una generación de cristal por jugadores tan sensibles con técnicos con poco tacto, pero lo que sí me queda claro, es que el señor Pablo Guede ya no es nada querido en el vestidor de los Xolos de Tijuana.

HACEN NÚMEROS ... PERO NO DAN

Hace una semana en la Liga MX algunos directivos se pusieron a echar números y se hizo un presupuesto de cuánto costaría abrir los estadios en la Liga de Expansión para disputar la Liguilla o, cuando menos, una de las jornadas de fase regular, para hacer la prueba y ver cómo funcionaba el tema.

De acuerdo con lo que se analizó y si las autoridades sanitarias, sólo te permiten el 30 por ciento del aforo, cada directiva tendría que invertir 350 mil pesos, y con el 50 por ciento poco más de 650 mil.

Algunas plazas andaban muy animadas, sobre todo porque se trata de lugares donde el futbol genera altas expectativas, como es el caso de las ciudades de Tampico, Tabasco, Oaxaca, Morelia, Tlaxcala, Mérida y Culiacán, y si hay buenas ventas de esquilmos, muchos estiman que podrían salir con cierto margen de ganancia.

En otros inmuebles de plano el estudio arrojó que el costo-beneficio no es redituable, incluso el Atlante -que regresó a la Ciudad de México- no cuenta con una afición que pueda responder para cubrir el 50 por ciento del aforo del Estadio de la Ciudad de los Deportes.

La semana pasada muchos andaban volados con esta idea, sobre todo porque en Mazatlán se han mantenido abriendo puertas contra viento y marea, pero ahora que la situación del Covid-19 volvió a salirse de las manos de las autoridades sanitarias, por ahí un Judas me comentó que la recomendación es que esperen hasta el torneo entrante, pensando en que algo pueda modificarse en el entorno del país para el 2021, y que la gente pueda serenarse, para que el número de infectados pueda bajar.

El virus no tiene palabra y todos los planes, presupuestos y buenas intenciones que puedan tener han tenido que guardarse, por lo menos estas semanas, en espera de que el tema pueda tener un mejor panorama en el país y la economía no vuelva a detenerse como sucedió en marzo.

CULPA DE 2

Aunque no les guste, las formas de ver futbol en el estadio han cambiado.

Desde la semana pasada, en la que un par de equipos del futbol mexicano decidieron abrir las puertas, aun con semáforos en amarillo por el Covid-19 en sus estados, me quedé muy atento para ver quién era el primero en desobedecer las reglas sociales impuestas por las directivas de los clubes anfitriones.

Tras la primera jornada, pregunté en Aguascalientes y Mazatlán si habían tenido saldo blanco y tuve la buena respuesta de que todos se habían comportado a la altura.

Pero llegaron los seguidores de Rayados para ser los primeros en armar su desorden.

Resulta que en su "invasión" al Kraken, algunos aficionados de Monterrey no se portaron del todo bien, y no sólo por la falta de tapabocas alrededor y en el estadio, sino por su comportamiento en el mismo.

Me cuentan que un par de aficionados de la Pandilla hicieron un desm...orden en el estadio de Mazatlán, a tal grado de que fueron echados por la seguridad del lugar.

Y es que cuando los pupilos de Mohamed se fueron al frente, a un par de aficionados Rayados se les ocurrió aventar cerveza al resto de la tribuna, lo que orilló a la seguridad a retirarlos del inmueble, cosa que no había pasado en los dos encuentros anteriores que se tuvo acceso al público.

La cosa no fue igual que en el estadio de los Tomateros de Culiacán donde un orate se aventó a echarse cerveza encima, sino que ahora, la euforia le ganó a los Rayados que bañaron a todos a su alrededor, y como eso no es muy saludable, fueron retirados del inmueble.

Ojalá que eso sirva de ejemplo para futuras ocasiones, pues no está bien que en un espacio familiar salgan esos borrachazos, y menos con babas, que hoy son de riesgo por la situación.