@SanCaReforma

jueves 29 oct. 2020

YA LE SALIÓ NOVIA A CHARLY

Todavía no termina el Torneo Guardianes 2020 y una vez más ya hay quien tiene en la mira a Carlos González, el delantero de Pumas que ha tenido varias ofertas en los últimos meses.

De acuerdo con la Liga BBVA MX, el goleador tiene contrato hasta el Clausura 2021, y hasta el momento, los auriazules no han entrado en negociaciones para retenerlo unos años más.

Dicen que Xolos anda encima del paraguayo, haciéndole llamadas, buscando a su representante porque se ha convertido en una obsesión para la directiva de la jauría, a la que le ha ido lo que le sigue de pésimo este torneo.

Les gusta González porque no solo es un hombre efectivo para hacer goles, sino también es alguien muy activo en la delantera, haciendo labor de sacrificio, además de que es muy disciplinado y no da problemas de ninguna índole. No es fiestero ni chupirul como tantos jugadores que han pasado por la frontera dejando puros dolores de cabeza.

Para nadie es un secreto que Pumas tiene problemas financieros y no le vendría mal una inyección de capital para salir adelante en esta recta final del año, por lo que si a los dueños de Tijuana les urge ya tener a González en sus filas, pues pueden ir preparando la billetera porque si su oferta es buena, en Pumas no se van a hacer del rogar, créanme...

A HACER CUENTAS

Y es que en La Cantera las calculadoras están chambeando a marchas forzadas, pues si ya está cañón sacar el día a día, pues resulta que el tiempo ya se les vino encima y van a tener que sentarse a ver qué onda con los pagos de salarios que quedaron suspendidos momentáneamente para los jugadores del primer equipo.

Si ustedes no lo recuerdan, la manera en la que Pumas libró la cuarentena en la primavera fue dejando de pagarles a los futbolistas la totalidad de sus quincenitas con la promesa de ponerse a mano a final de año... El final de año está a la vuelta de la esquina el sufrimiento está garantizado, porque tendrán que pagar lo que les prometieron, y dejen les platico que mi Judas Unamita me contó que más de uno está inquieto por ese tema, y hasta andan sondeando otros mercados.

Pero eso ya se los contaré más adelante.

BAJA LAS MANOS...

En Cruz Azul algunos jugadores comienzan a perder el ánimo en medio de la fuerte competencia interna que existe y uno de ellos es Elías Hernández.

El mediocampista mexicano ya no se ve tan desequilibrante en los entrenamientos y se le nota con poca ambición, me contó mi Judas de La Noria.

Elías no ha podido ganarse un lugar en el 11 titular celeste, pues apenas ha jugado 586 minutos, siendo su última titularidad en la Jornada 12 y eso porque Robert Dante Siboldi tuvo que echar mano de él por algunas bajas.

"La verdad, mi SanCa, ya no es el mismo que maravilló a todos cuando llegó hace 2 años", me soltó mi Judas cementero.

"Se le ve sin ganas, así como indiferente".

La realidad es que Elías ha dejado de ser el futbolista que pesaba por La Máquina y ha pasado de noche en este torneo, por debajo de varios celestes que han brillado justo en el torneo bueno para el cuadro celeste.

Así que no les sorprenda que Cruz Azul decida no mantenerlo en el club, pese a que le queda un año de contrato que se renueva de manera automática; igual en una de esas el propio Elías decide irse a otro lado.

EL OCASO DE BORJA

La ausencia de Jonathan Borja en la convocatoria de Cruz Azul del domingo pasado ante Chivas puso a pensar a varios si el ecuatoriano presentaba Covid-19, como confirmamos ayer en CANCHA que sí le pasó al pobre de Rafael Baca.

Pero la realidad es que lo de Borja es un auténtico carnaval con más tentáculos que el propio Pulpo Paul (QEPD)

Ahí les va.

Me contó mi Judas de La Noria que Jonathan ya andaba bastante molesto por no tener oportunidades en la cancha, pero se había aguantado un poco las ansias de reclamar porque al final La Máquina marchaba con buen ritmo en el Guardianes 2020 y pues ¿así cómo ponerse flamenco?

Siiin embargo, cuando llegaron las 2 derrotas al hilo -antes de la victoria sobre el Guadalajara-, el ecuatoriano sintió que le llegaba su oportunidad. Pero Siboldi nomás no lo ve en su 11 titular ni entre sus variantes y ahí todo se vino abajo.

Dicen que hubo molestia y el técnico charrúa terminó por mandar a Borja a la Sub 20, a donde el ecuatoriano -en plan de estrella incuestionable- ya no quiso acudir.

Pero la cosa no quedó ahí, no señor.

Resulta que poco después el volante llegó a La Noria jurando que tenía Covid-19.

En el club se sorprendieron porque en sus últimas pruebas el ecuatoriano no había arrojado positivo.

Y pues lo que pasó es que, -me lo contó mi Judas celeste entre risas-, Borja les fue a contar que se sintió mal y según se lanzó a hacerse la prueba Covid-19 afuera del club. Como la historia sonaba muy fantástica, pues en La Máquina le repitieron la prueba para conocer si era cierto o no lo que alegó y en lo que sale el resultado oficial, lo único que parece seguro es que Borja ya cuenta los días para mandar a volar a Cruz Azul.

Pero igual y ni falta hace que él se ponga más diva, porque de una vez les adelanto que los Cementeros no van a hacer válida la opción de compra del futbolista este diciembre. Y no solo por estos berrinches o por lo poco que se ha mostrado en la cancha, sino también por otra razón muy grande que brilla desde Miami y empieza con H.

Pero bueno, ya les contaré eso mañana porque ya se me acabó el espacio y el chisme merece desarrollarse bien a detalle...