@SanCaReforma

jueves 19 nov. 2020

FRENTE A FRENTE

Recuerdo que cuando era yo Sanquita Jr., allá por fines de los años 70 y 80, la rivalidad fuerte en el futbol, de odio y tirarse, era entre Televisa e Imevisión, que luego pasó a ser Televisa y TV Azteca.

Actualmente, por esos "negocios" y repartición de pastel que se han hecho en estas últimas décadas, esa rivalidad ha disminuido, por lo que ya no se nota en los equipos de futbol de diversas empresas.

Hoy por hoy, señores, señoras, señoritos, señoritas, niños y niñas, la rivalidad entre dos bandos en el futbol mexicano está entre dos grupos: Grupo Pachuca y Grupo Orlegi.

"La Mesa de Cancha" estuvo con ambos líderes, patrones o dueños, como quieran llamarle: con los señores Jesús Martínez Patiño y Alejandro Carlos Irarragorri Gutiérrez, mandamases de Grupo Pachuca y Grupo Orlegi.

Les pregunté de manera directa si había enemistad entre ambos, o llámale separación, no relación o como quieras verlo.

Ambos, a su manera, aceptaron a CANCHA lo que los periodistas del medio sabemos, pero que tal vez la gente no tanto: no se quieren y ambos lo admiten.

No son amigos (ni jamás lo serán), no hay relación cordial, no hay ni relación de trabajo, no se quieren y sí hay un deseo mutuo de ganarle a como dé lugar al otro.

"Chucho" quiere ganar títulos, quiere hacer negocio, quiere hacer crecer su marca como gran empresario y emprendedor que es, porque lo hace muy bien... pero si eso lo consigue ganándole a Alejandro, qué mejor.

Y saben qué, Alejandro igual. Igual.

Son dos bandos distintos, son dos bandos opuestos, y eso se agudizó cuando (hace unos años) se disputaron los derechos del del Tri. Una disputa por las transmisiones televisivas del Tri.

Ambos, en entrevista en "La Mesa de Cancha", admitieron que "Tenemos una forma muy distinta de ver la vida y el mundo del futbol", palabras más, palabras menos.

"Distinta ideología y formas de proceder", lo recuerdo muy bien... hombre: ¡No se caen!

La mayor rivalidad en la cancha en México es la de Pumas vs. América y Tigres vs. Rayados, en ese orden (lo de América y Chivas es juego de muñecas y "rivalidad" mercadológica y de tele, no de cancha).

Pero la mayor rivalidad de dueños es, sin duda, siiin duda, la de Santos vs, Pachuca o bien León vs. Atlas, los hermanos menores de los principales equipos de cada uno de esos grupos.

(No es que los equipos sean muuuy rivales, pero sí sus dueños)

Tal vez ustedes vean el juego del sábado, el Santos vs. Pachuca, como uno más, o el de menos interés, pero no.

Ahí se juega más que el pase deportivo a Cuartos; se juega el que Alejandro mande a su casa a Jesús o Jesús a Alejandro.

PD: Ésa es una rivalidad... más allá de la cancha.

OFRECEN A ITURBE

Aún no concluye el Guardianes 2020 y uno que tendrá un mercado de fichajes muy movido será Pumas, que como ya les conté, muy probablemente perderá a Carlos González y, en una de esas, hasta a Juan Ignacio Dinenno. Bueno, de una vez les aviso que agreguen a otro más.

Me comentaron que en las últimas horas gente del Club Universidad se comunicó a las oficinas infernales del Toluca para ofrecerles la transferencia con todo y moño del señor Juan Manuel Iturbe.

Sí, no leyó mal, la directiva de Pumas no pierde tiempo y ya ofreció a "Iturbo" para que refuerce a los Diablos Rojos en el Clausura 2021.

Si bien la directiva Escarlata, encabezada por el señor Francisco Suinaga y por Antonio Naelson Sinha, anda muy concentrada en el duelo de Repechaje ante Tigres, me enteré que sí están pensándole a la idea de posiblemente sumar a Iturbe a los Diablos Rojos para el próximo torneo.

PD: No es nada oficial aún, peroooo...

ASÍ SE LAS GASTABA

Ahora que las Chivísimas Rayadas del Guadalajara, el equipo de Dios y María Santísima, jugarán el sábado su pase a los Cuartos de Final con varias ausencias, se me viene a la mente cómo se ha manejado uno de los indisciplinados corridos.

Érase una vez un jugador que puso a temblar a todo un equipo, cuyos altos mandos pensaron que estaba secuestrado.

No era para menos. Era el año 2014 y todavía Torreón, en donde tuvo lugar esta anécdota, era noticia todos los días por los altos niveles de delincuencia, en particular por el crimen organizado.

No me pregunten cómo, pero en el club Pachuca se percataron de que uno de sus jugadores no estaba, en la víspera del partido frente a Santos.

La situación se volvió más compleja porque no faltó quien pensara lo peor, toda vez que el futbolista tenía poco de haber debutado, por lo cual no tenía malicia... buuueeeno, les digo que eso pensaban.

Antes de perder la cordura, pusieron manos a la obra y revisaron las cámaras de seguridad del hotel de concentración.

Y ahí tienen que ven al angelito abandonando el lugar por las escaleras de servicio; así fue como se les escapó.

Primero suspiraron porque al menos estaba sano y salvo, y después de la mera rabia empezaron a pensar en la regañiza y en las multas que le pondrían al futbolista por andarse escapando.

Pero antes tenían que encontrarlo.

Me cuentan que los servicios de seguridad ya estaban enterados, en friega se coordinaron y empezaron a pedir informes a los otros hoteles de la zona.

Y ahí tienen que, en uno de ellos, a escasos metros, apareció dicho futbolista muy bien acompañado por una dama.

Por supuesto que eso hizo rabiar, todavía más, a la gente de los Tuzos.

Vino el fortísimo jalón de orejas, la multa económica y una advertencia de que era la última vez que se le ocurría querer madrugar al club.

Ya de montos económicos y del rosario que se tuvo que chutar, no me pregunten.

PD: Nomás no le vayan a decir a Dieter Villalpando lo que les acabo de contar.