@SanCaReforma

viernes 20 nov. 2020

LA DIFERENCIA

Hace más o menos 3 meses se anunció que el señor Jorge Jonathan Espericueta Escamilla había sido contratado por el Atlético Veracruz, de la Liga del Balompié Mexicano.

Tras el anuncio de Espiri puse aquella vez en mi Twitter de SanCaReforma que el jugador nunca dio, que desgraciadamente teníamos razón quienes decíamos que no era lo que muchos aficionados creían, eso de que "lo echaron a perder".

Señores, nadie echa a perder algo que es bueno. Porque si lo eres, habrá el momento que lo demuestres. Él tuvo chance en la Segunda División de España, en el Puebla, en el San Luis... y nada.

"Pero Sanca, él era bueno y nunca recibió el apoyo del 'Tuca'", dicen, como si los DT's vieran calidad y se tiraran un balazo en el pie no utilizándolo.

El que tiene calidad la demuestra... y un ejemplo es el señorito Jesús Daniel Gallardo Vasconcelos.

¿Les cuento su historia?

EL EMPLEADO

El lateral/volante/extremo izquierdo del Monterrey, el señorito Jesús Daniel Gallardo Vasconcelos tiene una historia parecida, pero a la vez distinta que la de Jorge Espericueta.

De hecho son del mismo mes y mismo año: agosto de 1994. Espericueta nació el 9 de agosto y, 6 días después, Jesús Rashardo.

¿Por qué los comparo?, porque el ex Pumas Jesús vivió una historia de "oportunidades", pero que -a diferencia de Espiri- la calidad terminó imponiéndose.

Gallardo Vasconcelos, oriundo de Heroica Cárdenas, Tabasco, buscó una chance y llegó al cuadro Unamita, donde lo vieron, le dieron una cierta ayuda y lo pusieron a entrenar (taba morro).

(A ver, a ver. Le pido a Gallardo una disculpa si le erro en algúúún dato como feeecha o detalles mínimos, pero groso modo es la historia de su carrera).

El jugador vivía lejos de Cantera (Cantera es donde entrena Pumas, como aquí El Barrial o Zuazua), en un cuartito cerca del Centro Médico Nacional, y ése era un problema. Pumas les daba de desayunar y comer, pero Gallardo, tal vez por la lejanía, sólo iba a las comidas. Su desayuno era algo nada nutritivo: Pingüinos, papitas o cosas así.

El jugador no tenía una buena nutrición, pero logró debutar. Lo hizo justo hace 6 años, el 23 de noviembre del 2014, justo ante su actual equipo Rayados, en CU.

Sigue jugando, pero alguien entre DT y directivo de ese año lo ven ñango, malnutrido, lo consideran ya deshecho y le dan las gracias en el 2015.

Se le vino el mundo en cima y, porque alguien divino le tenía destinado algo bueno, consigue trabajo en el departamento de sistemas o no sé qué oficina operativa o administrativo ahí en Pumas. Nada que ver con futbol cancha. Ya era un trabajo de asalariado. Algo administrativo.

De pronto el equipo cambia de mando, se va el presidente Jorge Borja Navarrete y llega el que iba a ser su ángel (de Gallardo), el señor Ares de Parga, nuevo presidente Puma de ese año 2016.

Ares echa a Memo Vázquez de la dirección técnica, quien había perdido la Final ante Tigres 6 meses antes, y trae a Francisco Palencia, siendo su auxiliar David Patiño. Eso fue en mayo del 2016.

Previo a irse a la pretemporada a Acapulco (para el Apertura 2016), Patiño pide que vayan un grupo de huerquillos, entre los que se encontraba Gallardo, a quien conocía, pero pues que ya no estaba al 100 en el equipo.

Habla con Ares de Parga para que den autorización de que se los lleven a Acapulco. El jugador hace una muy buena pretemporada allá, lo dejan en el primer equipo ya en julio del 2016, justo antes de comenzar el torneo.

"Era un cuate con una zancada muy grande, pero sí, muy mal alimentado, con un nivel académico bajo, pero con calidad a futuro.

"Recuerdo que meses atrás se le dio las gracias y se fue a jalar con los de sistemas, creo, o no sé a qué departamento, pero nada de jugar futbol ya", me contó mi Judas Puma hace semanas que fui.

"Estaba entre los jugadores que ganaban 10 mil pesos y no tenían ni para comer. Los que vivían fuera de Cantera y lejos les pusieron un depa en el (edificio) 'By Grande', al lado de la Cantera, depas poca madreee y les contrataron una muchacha", me dijo.

"Cuando su sueldo ya era mejor andaba como en 200 mil pesos mensuales, ya en Primera, ya de titular, ya bien en Pumas. No se le daba todo, le daban la mitad y le guardaban los otros 100 mil para su departamento, porque sabían que se gastaría todo".

En la charla recordó que una vez el lateral llegó en Uber, lo vio Ares de Parga y le dijo: "¿Llegas en Uber?", y que le contestó: "Es que no sé manejar", y que el presi le dice: "Hoy en la tarde te llamará mi secretaria para que te den clases de manejo. Nosotros las pagamos".

A RAYADOS

Y llegó el momento de traspasarlo a La Pandilla del Cerro de La Silla.

"Cuando Ares de Parga le preguntó a tus paisas regios que cuánto le pagarían de sueldo, en Rayados le dijeron que eso lo veían ellos. Fue Duilio Davino. Ares dijo que no, que él quería saber, porque presentía que lo iban a negrear con el salario, y les dijo que si no acordaban antes la lana de lo que le pagarían, pues no se los vendía, que no firmaba la venta. Terminaron por arreglarlo antes de que se finiquitara. Hasta en eso lo ayudó".

Lo que es la vida, el futbol y la calidad: en el 2014 debuta, pero nada para resaltar; entre avanzado 2015 e inicios del 2016 lo echan y consigue trabajo en departamento operativo de Pumas, haciendo 'chambitas'; para el segundo semestre de ese 2016 lo regresan a Pumas y en el 2018 juega el Mundial de Rusia.

Para los que creen que no le dieron la oportunidad a Jonathan Espericueta, y que le truncaron su carrera, vean la historia de Gallardo.

Cuando se tiene calidad, llegará la oportunidad que esperas... y de ésas Espiri tuvo muchas, porque luego se fue a España, Puebla y San Luis y jamás fue titular en ninguna parte.

PD: Perdón a Rashardo si algo no fue taaan preciso, pero groso modo ésa es la historia del ahora jugador Pandi.