FutbolFeed

@SanCaReforma

·
4 min
A
A

TOMA CHOCOLATE...

Ayer ya les contaba cómo la dupla Polo Silva-Chucho Ramírez recibió los vítores y aplausos virtuales en la Asamblea ídem de los Pumas, que el viernes pasado dejó en sus manos el futuro del cuadro auriazul.

Pues bueno, de acuerdo a lo que me cuentan mis judas unamitas contadores, la actual administración del Club Universidad está chambeando a fondo para liquidar las deudas y, de entrada, ya manejan el esperanzador panorama que pone a Pumas fuera de peligro de una hecatombe financiera por el boquete que la pandemia de Covid-19 abrió en su economía.

Y es que los dineros ya eran un problema para Pumas antes de que 2020 hiciera sus gracias de todos conocidas.

Me cuentan que en 2018 los directivos felinos le pidieron un préstamo de 15 millones de pesos a Banco Multiva, los cuales lograron pagar al finalizar el 2019. Después solicitaron más lana, ahora fueron 45 millones a Banca Mifel, que pasó a convertirse en patrocinador del equipo, y tras negociar la deuda en cómodas mensualidades, ya solo queda un saldo de 12 melones, los cuales esperan terminar de apoquinar en enero del próximo año.

Para 2019 se pidieron 54 millones, de los cuales no se pudo abonar nada este año, por todos los problemas antes detallados, pero en la Asamblea de Socios prometieron que para enero de 2021 se pagará el 100 por ciento de este monto.

Obvio, el dinero no va a crecer en macetas y la banda directiva de Pumas está apostándole a que el equipo llegue muy lejos en la Liguilla -digamos que a la Final-, para poder cobrar el mega lanón por derechos de televisión que tal logro conlleva, aunque para no depender de esto, pues su primera gran opción es la venta de jugadores, que es algo inminente y que necesitan de manera urgente para mantener funcionando el club.

Como salvavidas en caso de que las cosas no jalen como lo esperan y se atoraran con los pagos de este año, Mifel ya les había autorizado una línea de crédito revolvente por 100 millones de pesos, la cual aún no utilizan, por lo que se podría usar parte de esta lana para pagar adeudos, esperando que lleguen buenas ganancias con lo que logren vender, además de sumar algunos patrocinios más.

Esto último, dejen les platico que no se comentó en la Asamblea, pero se habló en privado con los directivos, dándole luz verde al técnico Andrés Lillini para que siga sacando materia prima de casa, única vía para tener finanzas sanas.

BUEN FUTURO

Entrados en temas de Pumas, dejen les comento que hay buenas noticias para las chicas del equipo femenil auriazul.

Durante la Asamblea, uno de los socios levantó la voz para preguntarle al rector Enrique Graue cuándo iban a dejar que las chicas jugara n en el Estadio Olímpico Universitario, ante lo cual se reveló que se está terminando de realizar una serie de trámites y antes de lo que se imaginan el equipo que dirige Ileana Dávila va a poder usar el histórico inmueble.

Por ahí no les extrañe que, si no es en los Cuartos de Final, para la siguiente campaña, el estadio sede de las universitarias ya será el Olímpico (ya sé que me estoy pasando de pesimista con respecto a su duelo ante Rayadas).

Además, para 2021 se tiene pensado crear plataformas de exposición y comercialización exclusivas del equipo femenil para generar ingresos, con las cuales vendrían mejoras en todos los sentidos, incluidos los salarios.

También se va a reforzar la formación de jugadoras para competirle a los mejores de la Liga, y para el año entrante se viene un mayor impulso porque este proyecto está entre una de las prioridades de la actual administración y no como en otros años donde se decía que nomás daban lata en redes sociales y líos al interior del plantel.

No diré nombres porque luego se me enojan.

CALEROTE

Como les estuve platicando en días pasados, mis compadres de Pachuca iban a disfrutar de lo lindo echar a Santos Laguna del Repechaje por la rivalidad que existe entre Grupo Pachuca y Grupo Orlegi, o mejor dicho entre los presidentes Jesús Martínez Patiño y Alejandro Irarragorri.

Por supuesto que los festejos no se hicieron esperar, discretos y políticos, pero los hubo, pero el que no se guardó nada y tocó ámpulas fue el señor Miguel Calero Jr, hijo del gran "Cóndor", legendario y amado arquero de los Tuzos -que en paz descanse-.

Les cuento que hasta donde me enteré, Miguel chambea en Pachuca, es un buen muchacho, responsable y que quiere a la institución y yo creo que por eso mismo le salió del alma publicar en Twitter un mensajito para el señor que "no supo hacerla en la multipropiedad y que vendió mal a mi Selección" (solo le faltó mandar saludos y besos a mi Ale), y que conste que yo no lo dije, lo escribió mi amigo Calero, es más, yo le diría CALEROTE, porque hay que tenerlos bien puestos para festejar así el triunfo.

Ojalá no venga algún jalón de orejas y mejor le den una chela a este joven.