@SanCaReforma

martes 1 dic. 2020

CAIXINHA TIENE RAZÓN

Ahora que se presentó la lamentable lesión de Raúl Alonso Jiménez, valdría la pena echarle una revisada a los protocolos médicos que existen para tratar lesiones cómo ésta o algunas parecidas.

Me puse a indagar ahí entre mis Judas de la Liga BBVA MX para ver cómo andábamos en la cuestión médica con los diferentes clubes, y me encontré varias cosas que serían dignas de revisar para no pasar por alto:

La primera de ellas es que cada equipo debería de tener una dupla de galenos, es decir un especialista en medicina del deporte y un traumatólogo, porque el futbolista está expuesto a todo tipo de lesiones que tienen que ver con fracturas; desde un tobillo, un dedo, la mano, el codo, el hombro hasta las de la cabeza que son de las que te pueden llevar al retiro o hasta la muerte.

De hecho, parece que hay muy poquitos clubes que tienen en sus filas a un especialista en traumatología que pueda ayudarles a resolver rápidamente una situación en el campo de juego; es más, del que me acuerdo que siempre hizo hincapié en este tipo de situaciones, y es porque venía del fútbol europeo era mi carnalito Pedro Caixinha, el ex entrenador de Cruz Azul.

Para un jugador es fundamental la atención que le puedan brindar en los primeros minutos tras un incidente, pero debe de ser realizada por un experto y no por alguien que no tenga nociones claras de lo que significa un trauma, sobre todo si es una fractura craneal o incluso en la columna o en las cervicales como fue en su momento el caso de Yasser Corona.

Si tus propios compañeros pretenden levantarte, voltearte o ayudarte, en este afán de darte los primeros auxilios, pueden lastimarte, como fue el caso de Yasser, a quien sus compañeros voltearon tratando de reanimar. La fortuna que tuvo Raúl fue que se contaba con oxígeno y que el médico del equipo de inmediato echó a andar el protocolo médico para llevarlo al hospital más cercano, donde se percataron que ya tenía una fractura craneal.

Incluso cuando un jugador sale lesionado de un tobillo o una rodilla, es mejor que sea valorado de inmediato por un especialista que pueda manejarlo hasta que sea intervenido.

Me cuentan que por eso Caixinha era tan exigente en ese rubro, y donde vaya siempre lleva una dupla de médicos, con dos especialidades que se complementan.

Quizá a muchos clubes les pesa tener a mucha gente en su nómina, pero si se trata de cuidar a lo más preciado de su equipo, no deberían escatimar, y de paso se ahorrarían muchos problemas... y demandas.

Por cierto, hablando de temas de salud, espero que los clubes sigan aplicando las pruebas de Covid-19 de manera periódica a jugadores y jugadoras, además de staff y todo el personal que ingresa a los estadios y que no quiten el dedo del renglón de advertirle a sus muchachos que este no es momento de fiestas o reuniones porque por ahí hay rumores de que han relajado el tema... Espero que solo sean rumores y chismes sin fundamento.

APLAUSOS DE PENA AJENA

En serio que no me cabe en la cabeza cómo es que la gente se muere por volver a los estadios, pero hace tooodo para que las autoridades no den pronto la luz verde para dar su bendición. Y peor aún, tampoco entiendo cómo hay gente que aplaude ciertas acciones que pueden afectar la economía de una ciudad y hasta del País.

¿De qué estás hablando, SanCa?

Bueeeno, con todo esto me refiero a los "recibimientos" que los aficionados en distintos puntos del País hicieron el fin de semana pasado, comenzando con el de las Chivas en el Aeropuerto Internacional de la CDMX, el de León que fue inmenso, y los de Cruz Azul y Pumas, que fueron "apoyados" por una afición a la que se le queman las habas por volver a la tribuna, pero que con sus caóticas aglomeraciones está condenándose a que el regreso no sea pronto.

Y es que en serio fue lamentable ver a las barras de estos clubes conformando sus pasillos sin sentido y gritando sin tapaboca, algo que de por sí es poco higiénico y, en estos momentos, además es muy inseguro.

Bueno, hasta niños sin mascarillas hubo en los distintos puntos donde se armó el relajo el pasado fin de semana.

Peeero lo que me pareció mááás lamentable fue la reacción de algunos futbolistas y clubes que le aplaudieron a sus aficionados estos apoyos, que reitero, hoy son muy peligrosos.

Tristísimo fue el reconocimiento que le hizo el León a su afición en su cuenta de twitter, donde presumió el "ambiente" previo al duelo ante Puebla y no sólo eso ¡les agradeció por haber ido a amontonarse afuera del Nou Camp!

Así es, los esmeraldas, que ahorita andan haciendo labor social por Tabasco, no tuvieron empacho y se jactaron en sus redes sociales del desorden de sus aficionados, en una ciudad que amenaza con volver al semáforo rojo antes que los demás.

Y es que si la gente ve que sus jugadores y clubes aplauden sus inoportunas visitas, lo van a seguir haciendo, por lo que sería mejor que a partir de ahora, esos jugadores de Chivas que accedieron a tomarse fotos con los seguidores en el AICM y los de Pumas que compartieron en sus redes la caravana auriazul, lo dejaran de hacer para que a la gente se le quiten las ganas de andar saliendo cuando no se debe.

Ahí les dejo ese consejo para que la pandemia no nos arruine más cosas de las que ya arruinó.