FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

ACUNA AZUL PARA HUGO

Pues parece que a final de cuentas le pudo más el ego a Hugo que su miedo al Covid-19.

Hace apenas 5 meses, El "Pentapichichi" Hugo Sánchez Márquez confesó que había declinado la oferta de volver a dirigir a Pumas -luego de la graciosa huída de "Míchel" González-, porque le daba frío contagiarse del nuevo coronavirus y llevarle la enfermedad a su familia que vive en el extranjero.

Siiin embargo, hoy nuestro mesías futbolero ha volado desde Madrid hasta la ciudad más covidosa del País para estampar su rúbrica en un contrato que lo ligue al Cruz Azul. En lo que sí hay que respetar a Hugo es que no ha sido incongruente en el discurso que sostiene desde hace años y que tiene a bien repetir con cierta frecuencia en sus sesiones de yoyitis al lado de mi amado Joserra en la TV de Disney: que solo volvería a dirigir en un proyecto importante y serio -en el caso del actual Cruz Azul, yo me atrevería a poner lo de serio en tela de juicio, pero de que es grande, es grande-. Ahí ni discusión hay.

Y es que después de las vaciladas que se echó en Necaxa y Pachuca, obvio que a Hugo no le quedaron ganas de dirigir en clubes de esa "envergadura" y mejor se guardó en la zona de confort (como diría mi técnico favorito Rafita "vendespejitos" Puente), esperando su oportunidad.

Lo de Pumas fue algo más como un reencuentro romántico que El "Penta" acabó rechazando quesque por lo del Covid-19 y su deseo de estar al lado de sus (ya no tan) pequeñas hijas en la Madre Patria, pero diiicen que cuando vio que no había ni la quinta parte de los ceros que esperaba en el cheque, mejor declinó.

Y como Hugo no es ningún tonto (y menos después de Necaxa y Pachuca) pues la chance de Cruz Azul no la podía dejar pasar porque eso le habría costado bajar sus probabilidades futuras de volver a dirigir a dos opciones de su entero agrado.

Así que dicho lo dicho, seguramente ya apartó una vacunita -total, le toca entre los primeros por sus 6 décadas de edad-, para que si alguien le echa en cara el asunto del Covid-19, pues tenga cómo contestar...

TODOS CALLADITOS

Resulta que hace poco se volvió a tocar el tema de la gente en los estadios, pero la dirigencia de la Liga BBVA MX encabezada por Mikel Arreola ya no se atrevió a poner fechas sobre la mesa, ni expectativas para el 2021.

El apanicante comportamiento del virus y el control de la pandemia han resultado tan impredecibles, que se está vislumbrando que una vez más se juegue a puerta cerrada tooodo el Torneo Guardianes 2021, donde se redoblarán esfuerzos para evitar que se violen los protocolos de seguridad.

El contagio de Nacho Ambriz fue tema de conversación entre varios directivos, pues a todo el mundo le quedó claro que el haberse relajado en la Final le costó al estratega campeón terminar en el hospital.

Esta situación puso los focos de alerta en la Liga, que analiza una vez más hacer un llamado a todos los clubes para que los jugadores salgan de sus casas solo a los entrenamientos, y que haya sanciones para todos aquellos que no entiendan con el tema de las reuniones y las fiestas privadas.

También se comentó por lo bajo que no debe alentarse a ningún club para que celebre partidos con el mínimo de aficionados, como fue el caso de Necaxa, Mazatlán y Chivas en el extinto Guardianes 2020.

En las oficinas de la Liga tienen más que claro que se está viviendo un momento de severa crisis sanitaria en el País, y que no deben salir del orden establecido, e incluso están concientes de que las autoridades se están haciendo de la vista gorda para que el futbol siga disputándose a puerta cerrada y no se cancele como ocurrió en el Clausura 2020, porque razones hay de sobra para mandar a todos a sus casas.

A ninguno de los clubes les conviene que se postergue o se cancele el próximo torneo porque entonces varios sí que se van a la ruina sin los pagos por derechos de televisión.

Así que, por el momento, solo se vislumbra que se mantengan calladitos, esperando que para el año entrante pueda bajar el índice de contagios, y ponerse a soñar que para el Apertura 2021 pueda haber una luz de esperanza para volver a abrir las puertas de los estadios.

¿Y EL SEMÁFORO ROJO?

Y hablando de clubes que se hacen de la vista gorda... ¿se acuerdan de todo el protocolo que hizo la Liga MX y todo lo que los clubes debían aplicar en el verano para volver a los entrenamientos rumbo al Guardianes 2020, aunque el semáforo epidemiológico estuviera en rojo?

Bueno, pues en este diciembre ya les valió gorro a los clubes capitalinos.

Al menos así lo dejó claro Cruz Azul entrenando con todo el equipo en La Noria, pese a que en verano se manejó que debían volver en entrenamientos individuales y luego en grupos pequeños. Además, los vestidores no podían abrirse para evitar contagios de Covid-19. Pumas y el Ame no andan tan lejos.

Pero la culpa no es solo de los equipos, sino de la Liga MX que parece no dio ningún aviso sobre el tema en los lugares con semáforo rojo, o aunque fuera un amable recordatorio para guardar las medidas sanitarias.

Tal vez todos ya se resignaron a sufrir "algunos" contagios con tal de que el show siga, aunque la cosa no pinta muy bella y bien harían en pensar que "algunos" podrían ser "muchísimos" y ahí sí ni quién los ayude...