FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

UNA DE CAL...

La Liga de Balompié Mexicano ha decepcionado mucho y a muuuchos, pero al menos ha cumplido con un cometido: ser la Liga de las segundas oportunidades.

La LBM le ha dado revancha a muuuchos futbolistas, técnicos y hasta directivos que no tuvieron cabida en los circuitos de la Federación Mexicana de Futbol.

Varios escuchamos de "regresos" como el del "Puma" Pimentel, El "Gullit" Peña o El "Hobbit" Bermúdez, así como la llegada de futbolistas que en el verano se quedaron sin equipo luego del fin del Ascenso MX.

Muchos de ellos ni siquiera llegaron a debutar por las falsas promesas de directivos de algunos clubes, que ya mejor dieron un paso al costado, dando una muy mala cara del nuevo circuito.

Pero todo cambió en la Liga de las deserciones con la llegada del arquero de los Industriales del Naucalpan, Juan Pablo Chávez, a los Tigres de la Liga MX, pues más de uno se puso a soñar con la posibilidad de tener una oportunidad en la Máxima Categoría, luego de ver que no hubo ese "bloqueo" que supusieron iba a haber entre los clubes de la Liga MX y los de la LBM.

A partir de ahí, varios no tuvieron miedo en tocar otras puertas y ya hay una lista de futbolistas que dieron el brinco a clubes de la FMF como Diego Castellanos, que también de Industriales se fue al Tlaxcala, Miguel Guzmán, que pasó del Halcones a los Leones Negros y Diego Jiménez, ex del Atlético Veracruz, que fue registrado con Morelia.

En el plano internacional, el técnico Raúl Gutiérrez y el atacante Omar Rosas, que fueron decepcionados por el Real San José, ya tienen equipo en Honduras.

"Es que quieras o no, no es lo mismo tener el compromiso de pararte a entrenar diario y tener juegos los fines de semana, a estar en la 'talacha', tener que trabajar y después aventarte tres o cuatro juegos en la semana", me contó un juditas de la Liga.

Así que en el entorno de la LBM, después del abandono de clubes, demandas de futbolistas y hasta renuncias de su presidente Carlos Salcido, al menos ya cuentan con algunas buenas noticias.

ME LOS PUSO EN FRIEGA...

Los que se llevaron su buena sorpresa rumbo al inicio del Guardianes 2021 fueron los jugadores de Cruz Azul y no me refiero al hecho de que esperaban la llegada de Hugo Sánchez y al final fue otro el que llegó.

No, señor...

Me contó mi Judas de La Noria que cuando arrancaron los entrenamientos bajo el mando de Juan Reynoso, más de uno creyó que ya solo se enfocaría en la parte futbolística y/o táctica a una semana de iniciar el torneo, sobre todo, porque los celestes ya habían estado trabajando con el ex auxiliar Joaquín Moreno y el preparador físico.

Sin embargo, más de uno ha sudado la gota gorda porque dicen que Reynoso llegó y les metió tremenda friega física, pues esa es su prioridad, poner al equipo en su punto, más allá de lograr implantar sus conceptos en la cancha, para lo que el preparador físico, Gustavo Leombruno, les ha puesto tremenda exigencia.

"Los jugadores no daban crédito a los entrenamientos de esta primera semana, SanCa, de plano parecía que iba a arrancando la pretemporada", me soltó mi Judas cementero.

Así que no se sorprendan si notaron a los celestes jugando casi igual que con Siboldi, pues Reynoso primero les metió el trabajo físico. Y eso sí, ojalá que no se lo vayan a tomar a mal los futbolistas celestes, porque luego no falta el que se sienta incómodo y empieza a meterle grilla en el vestidor.

Sería el colmo, pues apenas vamos una jornada del nuevo torneo...

TUNDEN AL 'CHAQUITO'

Bien dicen por ahí que "no hagas cosas buenas que parezcan malas" pero ahora sí le tocó a Santiago Giménez estar en el ojo del huracán llamado azul.

Al delantero de La Máquina, hijo de la ex figura celeste Christian Giménez, se le hizo fácil publicar en los últimos días algunas historias en Instagram de la visita a Disney World, acompañado de su novia.

Obviamente, muchos aficionados se le fueron encima reclamándole que se anduviera paseando por Orlando, Florida, a poco de iniciar el Guardianes 2021.

Así que a Santi no le quedó de otra que salir a dar una explicación: "Lo que estoy subiendo a Instagram es de un viaje que ya pasó", escribió en Twitter.

Pero, obviamente, a SanCa no se le va nada y déjenme les cuento que la cosa puede estar más nefastona, pues, en efecto, el viaje es de hace un rato, pero resulta que lo hizo días después de la dolorosa eliminación que La Maquina sufrió en la Concachampions.

¿Se acuerdan que por aquí les conté que algunos jugadores se habían quedado en Florida para arrancar sus vacaciones, tras el ridículo ante el LAFC de la MLS? Bueno, pues Santi fue uno de los que aprovechó que ya andaba en Orlando para visitar al ratón más famoso del mundo.

Solo que acordó con su novia querida guardar los videos y no subirlos luego luego porque me lo iban a reventar, así que se aguantó unos días pensando que bajaría la presión.

Pero al pobre del hijo del "Chaco" le salió el tiro por la culata y hasta explicaciones tuvo que salir a dar porque la cosa está peor que nunca para Cruz Azul apenas arrancando el torneo.