@SanCaReforma

miércoles 13 ene. 2021

PUMAS, CON CALMITA

Están saliendo una cantidad de nombres como refuerzos para Pumas, que si Gabriel Torres, que si el chileno Marcos Bolados o el colombiano Jhon Miranda... más los que se acumulen esta semana.

La neta es que los auriazules están extrañando las diversas funciones que hacia el paraguayo Carlos González y se notó en el primer partido que no hay alguien que pueda acompañar en el ataque a Juan Dinenno, que es un hombre de área, pues por enésima ocasión vimos a Juan Manuel Iturbe más apagado que prendido en el debut ante Tijuana.

Por lo pronto les digo que hay que tener calmita porque la dirigencia auriazul tiene trabajando a su departamento de inteligencia, comandado por Gerardo Galindo, a todo vapor.

Ya hicieron el análisis de varios prospectos, eligieron un par, pero ahora viene lo bueno, que es la negociación porque ahí es donde se atora la cosa.

Pumas no va a gastar el dinero que le llegó por la suculenta venta "Cocoliso" González, ya que esa lana va a servir para enfrentar todos los gastos de operación, nóminas y diversos pendientes que quedaron en el aire por la pandemia, que obligó a la cancelación del Torneo Clausura del año pasado.

Es más, si les sobran algunos pesos, los están guardando para los imprevistos que se puedan tener en este año, donde la cosa no pinta bien en el tema del Covid-19 y la reestructura de algunos contratos de patrocinadores.

Los auriazules están buscando jugadores que puedan venir a préstamo con opción a compra, o que lleguen sin intermediarios para poder llegar a un arreglo salarial de manera particular y sin que intervengan varias personas en el tema.

Por ahí me dicen que casi están listos los trámites de Martín Rodríguez para poder seguir jugando en México, y seguramente van a echar mano de él, porque tiene contrato vigente, y aunque al inicio no estaba muy convencido de seguir con el cuadro universitario, ahora anda muy emocionado porque le gusta el trato que le da Andrés Lillini a los jugadores.

LA BARRITA EN EL ARROZ

En muuuchas fiestas hay invitados incómodos y en el Kraken no ha sido la excepción.

La entrada al público al estadio del Mazatlán FC ha tenido aspectos cuestionables desde que el club le dio la bienvenida a su nueva afición en octubre del innombrable año pasado.

Primero fueron unos aficionados de Rayados que vieron a su equipo de visita en la jornada 15 del Guardianes 2020 y fueron retirados del inmueble por haber roto las normas que se piden en el regreso a los estadios, como la sana distancia y el uso correcto del tapaboca.

Bueno, pues ahora le tocó a un sector de la afición local ser el negrito en el arroz por no comportarse como se debe.

Me cuentan que en el Kraken, algunos aficionados se pusieron de acuerdo para comprar su "Bono Cañonero" en una misma localidad, con el fin de estrenar las barras que surgieron con la llegada del Morelia al puerto, pues resulta que ya hay como tres grupos del animación que están compartiendo sus mentados "cánticos" en redes sociales para que la gente se los aprenda y pueda entonarlos en el estadio.

Diiicen que en el primer juego del Guardianes 2021, en general la afición siguió las recomendaciones al pie de la letra, peeero los que se salieron del huacal fueron los barristas, que armaron el desorden al término del encuentro.

Les cuento.

Cada estadio tiene un protocolo de salida en el que se busca evitar que se generen tumultos en los pasillos, y se logre mantener la sana distancia.

Bueno, pues ese plan de abandono del estadio fue quebrantado por los supuestos barristas, que se juntaron para gritar -muchos sin mascarillas- sus porritas, poniendo en riesgo a los demás visitantes que sin deberla estuvieron cerca de estos pelafustanes que desdeñaron el protocolo nada más para saber lo que se siente "alentar" desde la grada, cosa que no han podido hacer en el Kraken porque el club nació en plena pandemia de Covid-19.

Nada más les recuerdo que el protocolo del regreso a los estadios prohíbe el ingreso de grupos de animación, por lo que más le vale al Mazatlán empezar a tener contacto con sus pseudo barristas, para evitar ese tipo de aglomeraciones, que no le vienen nada bien al público en estos momentos.

ALARMAS TUZAS

Si creían que allá en la Bella Airosa andaban muy contentos con el empate del Pachuca en la agonía del partido contra Juárez, déjenme decirles que están bastante equivocados.

Es más, no solo no andan contentos, sino que fue tan triste la demostración del equipo que al finalizar el juego ya hubo encerrona de la directiva. Me cuentan que si bien en el club ya no pretendían más fichajes, ahora analizan la posibilidad de otro refuerzo, tras las llegadas de Mauro Quiroga, Matías Catalán y Santiago Mosquera.

Y es que nadie, pero nadie en Pachuca esperaba un resultado como del lunes por la noche en el Estadio Hidalgo, mucho menos porque Juárez jugó 35 minutos en inferioridad numérica.

Si bien el comandante Quiroga hizo honor a su apodo y rescató al equipo al 94', cuando ya todo parecía perdido ante el poderosísimo Juárez, la verdad que el gol solo maquilló una muy mala exhibición de la plantilla tuza.

Por eso ahora en el club pretenden ir por un volante interior, aprovechando que el mercado está abierto hasta el 31 de enero y que ya tienen un argumento más que justificado para robustecer la plantilla, luego del papelón ante los Bravos.