FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

¿TIRO POR LA CULATA?

Nadie puede negar que el América hizo bien en programar el partido amistoso contra el Atlante el lunes en la tarde.

Si algo necesita el equipo azulcrema es adaptarse lo más rápido posible a la idea del nuevo entrenador, Santiago Solari.

El argentino entiende que no hay tiempo qué perder. En el Nido de Coapa no hay payasadas de andar dándoles días de descanso a los futbolistas y meeeenos luego de perder, como pasa con oootros...

El Ame no perdió tiempo, puso manos a la obra y agendó el duelo, por más que hayan regresado a la Ciudad de México la madrugada del domingo o que Solari se haya aventado una mega travesía que lo llevó a pasar por Houston, la Capirucha, Monterrey y otra vez la Ciudad de México, del jueves hasta el lunes.

Incluso, la cascarita contra el Potro Poderoso le sirvió a Solari para darle minutos a Roger Martínez y Andrés Ibargüen, en el horripilante entendido de que no le quedará de otra que quedarse con este par de indeseables en la plantilla y el técnico no quiere que cuando los necesite estos cuates estén más oxidados que los torniquetes del Metro Merced.

Todo iba a pedir de boca hasta cierto momento del partido y luego pasó lo que todos sabemos, pues en plena acción ante Atlante le llegó la noticia del cochinero de contagios de Covid-19 que reventó en Rayados ya cuando no podían hacer nada para implementar un plan de emergencia de pruebas PCR o bien para ya ni jugar el amistoso.

Todavía no acababa el partidito en Coapa y mi Judas Ame ya me había dicho que por allá varios eran un manojo de nervios y no faltó quien pateara la pared deseando no haber armado el amistoso con los azulgranas, pues no solo está en riesgo la salud de los azulcremas, sino también la de los Potros y el cargo de conciencia sería mucho si alguien saliera afectado.

La neta, qué gacho por el Ame, porque habían hecho un gran esfuerzo por darle para adelante a la chamba y ahora están con el alma en la mano esperando los resultados de las pruebas para saber si jugarán el sábado ante Juárez o los Rayados se los llevaron entre las patas...

#LAFRANJA QUESERÍE

Dicen que allá en Puebla aún están celebrando la victoria del sábado anterior sobre Cruz Azul y no precisamente Nicolás Larcamón y los futbolistas.

Déjenme les cuento que a la directiva poblana le supo a gloria la victoria sobre La Máquina no porque estuviera del otro lado Juan Reynoso, al que pusieron de patitas en la calle acabando el torneo pasado, sino por el director deportivo cementero Jaime Ordiales.

Mi Judas Celeste me contó que la banda de #LaFranjaQueNosUne quedó como erizo cuando se enteró que Ordiales andaba negociando directamente con Christian Tabó para llevárselo de refuerzo al Cruz Azul para el Guardianes 2021. A los Camoteros les cayó como patada en la entrepierna que Ordiales tentara al charrúa sin siquiera preguntarle al Puebla cómo estaba el asunto con Tabó.

Obviamente La Franja le mandó decir a su volante que ni le moviera y Ordiales se quedó sin su refuerzo.

Pero para que la cuña apriete, Tabó fue quien le marcó a Cruz Azul y le dio la victoria al Puebla... Eso y ganar la Champions han de saber a lo mismo...

UN 'CABECITA' CÍNICO

Y entrados en asuntos celestes, les platico que la directiva de Cruz Azul no lo pensó 2 veces y ya le hizo saber a Jonathan Rodríguez la sanción a la que se hará acreedor por aparecer en un video en el que se le observa en una fiesta, en esta temporada, con todo y uniforme de concentración de La Máquina.

Y es que me cuentan que este "insignificante detalle" fue lo que más le molestó a la gente de pantalón largo, más allá de que El "Cabecita" aseguró que dicha convivencia no fue en la madrugada del sábado, día en que La Máquina recibió -y perdió de tristísima manera- al Puebla.

"Mira SanCa, esto no es nuevo, la verdad es que no entienden", se soltó mi Judas cementero.

"Pero lo que más le molestó a la directiva fue que el muy descarado del 'Cabecita' apareciera con todo y uniforme". Y es que recordemos que el torneo pasado así le hicieron con Pablo Ceppelini, a quien mandaron a la Sub-20 algunos partidos tras poner el depa para la famosa fiesta de Alan Mozo en plena cuarentena.

Pero ahí viene lo bueno. Síganle.

EL CASTIGO...

Después de que se les bajó un poquito el coraje de ver a su muchacho bien uniformado en una parranda, la directiva de Cruz Azul dialogó y acordó que sentarán a Jonathan Rodríguez al menos un partido con todo y que a Juan Reynoso no le gustó mucho la idea, pues anda ya presionado por ligar 2 derrotas.

Justo por eso, el técnico peruano no dijo más y solo quedó en duda si se irá a la Sub-20 o si de plano nomás no lo convocan para que no se les vaya a lesionar en la categoría inferior y salga peor la cosa.

Ahhh, pero mi Judas Cementero ya estaba prendido y me soltó más prenda.

"Y ¿sabes qué mi SanCa? ni les creas con eso de la oferta de China, al escritorio de los señores directivos nomás no ha llegado oferta alguna. Yo te digo algo, si llegara, hasta moño le ponemos al 'Cabecita' para que se vaya vendido", agregó con tono mordaz mi juditas.

Lo que sí es que parece que esto le sirvió al club para recalcar a todos que no pueden andar así como si nada y en plena pandemia del Covid-19.

¿Habrán entendido? Lo dudo...