FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

JANA NO ESTÁ SOLA

La Selección de Colombia fue la gran decepción en el Mundial de Estados Unidos 1994. Aquella generación comandada por Carlos "Pibe" Valderrama, Freddy Rincón, Adolfo Valencia y Faustino Asprilla, parecía destinada a ganar la Copa del Mundo pero que ni siquiera pasó la Fase de Grupos.

Hace poco el portero Óscar Escobar reveló que justo antes de ese juego ante el anfitrión, que perdieron 2-1, recibieron amenazas de muerte en el vestidor, a los hermanos Gómez ("Barrabas" y El "Bolillo") y al técnico Francisco "Pacho" Maturana. La historia acabó en tragedia meses después con el asesinato del defensa Andrés Escobar, quien marcó un autogol en aquel fatídico partido.

La clase de historia antigua viene a colación porque en el América no tomaron a la ligera las amenazas a su jugadora Jana Gutiérrez, blanco de una serie de mensajes dirigidos a dañar su integridad y la de su familia si jugaba contra Mazatlán el domingo. En el club pusieron en marcha la maquinaria para apoyarla no solo moral, sino jurídicamente, y que así la futbolista tenga las herramientas para saber cómo encarar esta situación.

La jugadora, ya más tranquila, fue titular en el juego contra Mazatlán, consciente de que no estará sola en esta situación tan delicada.

La que ni siquiera hizo el viaje al destino paradisiaco fue su hermana Jaidy, a quien dejaron fuera de la convocatoria justo después de que ventiló públicamente sus inconformidades y generó todo un pleito de lavadero con Natalia Acuña, quien le ganó la titularidad en la portería de las Águilas. Bien por las Águilas que, en ambos casos, pusieron manos a la obra.

PRUEBAS AL MAYOREO

En el Nido de Coapa solo falta que le hagan pruebas PCR al águila Celeste.

En tiempo de pandemia no hay medida exagerada, así que en el club llevan poco más de 350 exámenes de detección de Covid-19 a sus integrantes, desde el miércoles pasado tras el brote en Rayados.

Por eso mismo, más de uno puso el grito en el cielo con los contagiados de la Sub 20, más de 15 según me cuentan.

Ayer mismo mandaron a los jugadores a la segunda ronda de pruebas PCR, en espera de que muchos de los resultados hayan sido falsos positivos y así terminar con una situación que les ha dado varias jaquecas en los últimos días.

EJEMPLO DIABÓLICO

Vaya medida la que decidieron tomar en el Toluca, al exigirle al equipo que no regale autógrafos ni se acerque a los aficionados en plena pandemia de Covid-19.

Y hay que decirlo, es una gran iniciativa que varios clubes deberían de implementar, porque nunca falta el entrenador o el jugador que, tratando de no ser grosero, se acerca a estampar su firma o retratarse con los seguidores. Así le ha pasado a Cruz Azul en varias ocasiones, cuando ha salido de su hotel de concentración hacia los estadios, principalmente en el interior de la República.

Incluso, apenas el lunes pasado le ocurrió a La Máquina cuando emprendía su camino al Estadio Hidalgo, en donde con tantos seguidores afuera del hotel de concentración, algunos, como Yoshimar Yotún y el ex portero y ahora entrenador de arqueros, Óscar Pérez, pues no les quedó de otra que regalar algunos autógrafos y dejarse retratar.

Tal vez vaya siendo hora de ignorar a la afición, Cruz Azul. Es por su bien y por el del equipo.

Y mega tache para todos esos que van a los hoteles. Sus muestras de inconsciencia casi casi que me obligan a llamarlo pseudoaficionados. El País no está para relajarse y esta gente no está ayudando en nada.

MONI YA SABÍA

La designación de Mónica Vergara al frente de la Selección Femenil no le cayó a nadie de sorpresa.

Resulta que la propia Moni ya sabía lo que se venía para ella, por eso cuando anduvo haciendo visorias a las Sub-20, de paso aprovechó para llenar su cuaderno de apuntes, para armar al cuadro mayor.

Mis Judas Fedes me dijeron que el tema estaba muy sobado con la gente de la Comisión de Selecciones Nacionales y lo único que esperaban para hacer los ajustes era que culminara la participación del equipo juvenil que comandaba Mónica para darle adelante al plan.

La cancelación de FIFA de los campeonatos Sub-20 y Sub-17 aceleró las cosas.

Me dicen que la nueva estratega piensa realizar cuando menos 5 concentraciones este año y cuando se pueda hará trabajo virtual con las que juegan en Europa, que a decir verdad, en este momento solo le interesan dos: Kenti Robles y Silvana Flores.

Mónica quiere armar un cuadro base con lo que se tiene en la Liga BBVA MX, para buscar algunos amistosos, de inicio con los clubes femeniles de México, y en cuanto haya condiciones con las vecinas del norte, así como con Selecciones como Colombia, Argentina y Costa Rica.

Vaya que la nueva entrenadora nacional no se duerme en sus laureles, como lo dije hace unas semanas, si de verdad quiere trascender es momento de trabajar aunque no haya competencias en puerta.

Y por ahí le pasó un dato a Moni: olvidó llamar a alguna de las chicas de Pumas, y en el feudo auriazul andan muy sentidos con ella porque no le tiró ni un lazo a las jugadoras que dirige Ileana Dávila y yo nomás le digo qué hay futbolistas que llevan figurando en el once ideal cada semana, por ahí esta Bibiana Quintos, Dania Padilla, y la portera Melany Villeda...

Yo nomás le pasó el apunte.