@SanCaReforma

jueves 28 ene. 2021

SE LES CAYÓ EL NUMERITO

Mis amigos paraguayos se quisieron pasar de listos con Pumas, pero no les salió la jugada.

En estos momentos de apremio en el mercado sudamericano, donde todo el mundo anda viendo de dónde sacar dinero para que la maquinaria siga andando, los promotores -que han visto muy mermadas sus jugosas ganancias-, andan como nunca buscando incautos para hincarles el diente.

Hace dos días, los universitarios estaban muy emocionados con un chico paraguayo, Isidro Pitta, que ya estaba haciendo maletas, deseoso de seguir en Pumas los pasos de varios de sus compatriotas, como Carlitos González.

Pero de la nada, la avaricia le ganó al Olimpia, presionado por el manager del muchacho de 21 años, y subió el costo del goleador de manera grosera, pues se pusieron exquisitos y pidieron 4 millones dólares, una cantidad que no está, ni en sueños, en el presupuesto del conjunto felino.

Hace algunos ayeres, el América se dio el lujo de pagar esta misma cifra por Salvador Cabañas, cuando El "Mariscal" ya había demostrado su valía con Jaguares. Los azulcremas ni caras hicieron cuando desembolsaron la millonaria cantidad, porque a final de cuentas Chava la desquitó.

A Pitta lo pusieron como la octava maravilla, y sinceramente habría que ponerlo a prueba, porque eso de comprar por comprar y que luego no se adapte es mucho arriesgar la lana.

Por eso Pumas ni lo dudó y mejor se fue por Gabriel Torres, quien ya está entrado en años -32 para ser exactos-, pero se ahorró un varote.

Ahora hay que ver si el panameño se adapta rápidamente y saca lo mejor de su repertorio, no nos vaya a salir como Joffre Guerrón, que solo vino a tomar el sol a Ciudad Universitaria.

Torres llegaría cedido por un año, jugó el año pasado con Independiente del Valle e hizo 28 goles, nada malo para que sea su carta de presentación.

EL 'ROMA' DE COAPA

No cabe duda que los "osos" pasan hasta en las mejores familias.

Pumas fue el hazmerreír en el año 2006, cuando fichó a un jugador que casi-casi era el clon de Romario, nada más y nada menos que el sensacional "Roma".

El jugador brasileño llegó como refuerzo para la Copa Libertadores. Se hablaban maravillas de él por su habilidad, por su gambeta, por sus cualidades técnicas y mil cosas más que los sesudos dirigentes vieron del mentado Paulo Marcel Pereira en un video... literalmente.

Resulta que a los directivos auriazules solo les mostraron un video, uno solo, y ni siquiera completo, sino editado para que así parecieran las mejores imágenes del jugador que, sin duda, parecía esculpido por los mismos dioses.

Bastó con que pateara su primer balón en el entrenamiento en Montevideo para que empezaran a sospechar que habían sido timados.

Bueno, pues algo así le pasó al América en el tema del paraguayo Sergio Díaz.

Uno pensaría que con toda la estructura que tienen las Águilas, la "inteligencia deportiva" y no sé qué tantas cosas más, pues que elegirían a un refuerzo después de un sesudo y largo análisis, pero ¡no!

A Díaz lo vieron en un video, en donde exhibía sus cualidades a lo "Roma", y por eso cayeron rendiditos, claro, por eso y porque tenía la fama de pertenecer al Real Madrid.

Como les prestaron al chamaco paraguayo, pues ni comprobante pidieron. Ahora, 6 meses después de su llegada, ya no saben dónde meterlo, toda vez que no contó para Miguel Herrera ni contará para Santiago Solari quien, créanme, ya le había puesto la cruz desde que coincidieron en el Madrid.

OLVÍDENSE DE REFUERZOS...

Juan Reynoso contó ayer que hasta el 31 de enero hay mucha esperanza para que Cruz Azul sume algún refuerzo, pero a la afición cementera de una vez le digo que ni se ilusione.

Ya sé que muchas veces me critican por sacar los trapitos sucios de La Máquina pero esta vez les juro que fue un Judas celeste el que se me acercó a decirme cómo está la situación a días de que se cierre la ventana para realizar transferencias.

"No, SanCa, no habrá refuerzos. Ahorita no está fácil contratar y menos convencer a los equipos", me puso mi Judas de La Noria en el Whats cuando le pregunté si ya le poníamos nombre y cara a algún refuerzo luego que se cayó lo del central brasileño Kanu.

"No creo que pase algo de aquí al domingo"... ¡Puuum!

Y Reynoso quizá ya se lo huele porque hasta dejó claro, con frase cajonera, que solo piensa en lo que tiene.

"Las cosas han cambiado mucho, SanCa. Ya no somos el mismo Cruz Azul", agregó mi Juditas celeste.

Y es que dicen que el Botafogo, de donde iba a llegar el zaguero brasileño, se sacó de onda cuando La Máquina solo pidió un préstamo o trueque sin más opción.

Me dicen que el club, que recién descendió de la Serie A -la máxima categoría del futbol brasileño-, soñaba con meterse una buena lana soltando a Kanu. Y es que si de algo tenía fama Cruz Azul, además de perder Finales, era de poner dinero en la mesa para fichar a gusto.

Pero pues esos tiempos ya no existen más en Cruz Azul y por eso le digo a la banda celeste, con toda la honestidad del mundo: salvo un milagro, no llegarán refuerzos y en todo caso si llega alguno, no será nada del otro mundo.