FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

LES LEYERON LA CARTILLA

Ahora sí, Mikel Arriola puso mano dura y ya le dejó ver a los clubes que no quiere más casos como los de Jonathan Rodríguez y Alan Mozo en los medios de comunicación ni en las redes sociales.

Además de presentarse y tener pláticas muy amenas con los diferentes presidentes de los clubes, en cada una de sus visitas el flamante presidente de la Liga BBVA MX no ha dejado de insistirles que es hora de cerrar filas, que no es momento para dar paso a más escándalos que no solo ponen en riesgo la Liga, sino que manchan su imagen adentro y afuera del País.

Por eso, en varios equipos, incluido Pumas, por supuesto, les leyeron la cartilla durísimo a todos, y cuando digo todos es todos, desde jugadores hasta cuerpo técnico, utileros, kinesiólogos y algunos directivos menores, para hacer conciencia de que se está armando una burbuja y lo que quieren es parar los contagios.

Incluso a los jóvenes de fuerzas básicas, sus entrenadores ya les advirtieron que no quieren a nadie visitando amigos y familiares, que el protocolo es claro y todos deben ir del entrenamiento a sus casas, además de ser rigurosos con todos los demás lineamientos, como el lavado de uniformes, mascarillas y gel en todo momento, ya no quieren a nadie chacoteando afuera de las instalaciones o poniéndose de acuerdo para reunirse en alguna de las casas.

Me contaron que la sanción de Alan Mozo fue para poner el ejemplo y todos se quedaron atónitos cuando vieron que lo mandaron a su casa, y que lo tienen entrenando de manera virtual, reportándose con el preparador físico tres veces al día, con el entrenador y también con Chucho Ramírez, presidente del equipo.

Incluso, dicen -dicen porque no me consta-, que la prueba PCR que va a tener que presentar para regresar a los entrenamientos va a correr por cuenta del jugador.

Al señor Arriola lo que le preocupa es que el futbol pueda ponerse en el ojo del huracán y en medio de tanto semáforo rojo y contagios, las autoridades puedan sugerirles que paren, por lo que ese fue el argumento con el que apretó tuercas con todos los presidentes.

El mensaje le tiene que llegar a todos, en los diferentes clubes. Nadie puede saltarse las reglas porque se pone en riesgo a todo el futbol.

LAVADO DE MANOS

Donde sí la Liga MX se lava las manos de bella manera es en el tema de la reapertura de los estadios...

Les cuento.

Hace apenas un par de semanas, el presidente ejecutivo Mikel Arriola insistió en que solo se permitiría albergar gente en aquellos estadios ubicados en entidades cuyo semáforo epidemiológico estuviera en amarillo, peeero... Y es ahí donde viene el "pero", un asterisco que lo cambia todo, pues a final de cuentas la decisión final depende de lo que digan los gobiernos estatales y municipales, y por eso hoy Mazatlán recibirá con los brazos abiertos a su afición, al permitir un 45 por ciento del aforo del Kraken, equivalente a 8 mil 522 fans... y que la Liga diga lo que quiera...

Bajo ese criterio, en algún momento de este torneo pudieron abrir Puebla (que ayer ya regresó a semáforo rojo), Xolos y Atlético San Luis.

Solo Necaxa, y ahora por segunda vez en este torneo Mazatlán (y por tercera en la pandemia), permitirán el acceso de la gente, como si el juego en el Kraken contra Pachuca fuera una auténtica chulada, más aun en un Torneo Guardianes 2021 que ya es mejor remedio contra el insomnio que chutarse en plena madrugada un programa de "Pare de Sufrir".

Qué importa que el País siga en un momento crítico de la pandemia, qué importa que sea el tercero con más muertes por esta enfermedad, qué importa que cada día rompa récord de contagiados y demás infames marcas... Total, a algunos solo les importa el pan y el circo, eso queda claro.

ES LO QUE HAY

Mucho se habla de que Cruz Azul no ha podido tramitar las visas de trabajo de Guillermo "Pol" Fernández y de Walter Montoya, pero la realidad es que tampoco hubiera podido echar mano de estos futbolistas, según me contó mi Judas Celeste, que anda bien viperino estas últimas semanas.

Y es que me dice que cuando "Pol" y Montoya reportaron a La Noria, al ser aún jugadores celestes, el técnico Juan Reynoso se llevó una fuerte sorpresa al mirarlos físicamente en mal estado.

Dicen que "Pol" no andaba tan mal y por ello es quien ya podría ver acción, pero de Montoya me dicen que hasta pasadito de peso regresó.

El volante no tenía ritmo y por eso el pretexto de que las oficinas de migración están cerradas tampoco es válido para La Máquina, que ya no sabe de dónde sacar algún jugador para el Torneo Guardianes 2021.

¿Y saben quién volvió peor?

Pues el delantero Bryan Angulo, que estuvo más de mes y medio parado, y de plano apenas se movía.

Por eso Reynoso no lo ha querido meter pese a que tiene registro en la Liga MX, pues viene del préstamo de un año en Xolos.

Pero si para el 31 no llega la oferta que desean del Emelec ni los refuerzos que tanto anhela, al peruano no le quedará de otra que echar mano de Bryan.

Ni pez, Aquamán, es lo que hay...