@SanCaReforma

lunes 8 feb. 2021

LO RECUERDO BIEN

Era una mañana soleada, mediodía, recién el DT Alberto Guerra había terminado el entrenamiento de ese día, era entre semana, estábamos en la cancha del Estadio Universitario, todos metimos la grabadora mientras hablaba un directivo de aquel "Universitario de Nuevo León" que regresaba a Primera.

"Vamos a hacer de Tigres el mejor equipo del Continente Americano", lo dijo tal cual el señor Bernardo Zambrano, vicepresidente que puso la empresa Cemex, que hacía apenas un año (1996) había adquirido al equipo.

Era el año de 1997, Tigres recién venía de ascender a la Primera División y sus dirigentes estaban emocionados.

Metí la grabadora a escasos 8 o 9 centímetros de la boca del señor Zambrano, familiar directo de Don Lorenzo, QEPD. Bernardo era el segundo en la dirigencia, abajo del señor José Domene.

Cuando lo dijo, no pudimos evitar vernos unos a los otros, pero más allá de lo que los otros reporteros pudieran pensar -y como a mí me gusta hacerlo por mí mismo- me dije: "Este hombre está algo desubicado".

Y sí, lo que Bernardo decía estaba muy lejos de la realidad, pues no sólo no los convirtió en eso que dijo, sino que estuvieron cerca de volver a irse a la entonces Primera A.

Pero la vida no acaba en un año ni dos, la vida da revanchas, y 23 años después, se cumplió:

Tigres, al ser campeón de la Concacaf y haber derrotado al campeón de la Conmebol en un Mundial de Clubes, lo convierte en el mejor equipo del Continente Americano... como 23 años antes había soñado mi compa Bernardo.

"Nooo, es que, es que...", "Pero, pero...". No, señores, nada vale. Son números, son datos, es avalado por FIFA y no es que "Juan el de Los Palotes" lo diga.

Este equipo disputó una Conca a principios de la década... y fracasó.

Luego otra, y lo volvieron a eliminar.

Después llegó a su primera Final en el 2016 ante el Ame... y la perdió.

Después, en el 2017, ante Pachuca... y la volvió a perder.

Se llegó la tercera, en el 2019, la que parecía "La vencida" ante Rayados... y la volvió a perder.

Cayó, cayó y cayó... pero jamás se rindió. Es difícil caer tantas veces y volver a levantarte, y este equipo lo hizo.

Pero esta vez sí ganó, fue por fin a su Mundial en medio de burlas y risas de millones, y en dos partidos se convirtió en el mejor equipo mexicano de la historia, al llegar a esta Final que hoy se confirmará que será ante el Bayern Munich.

PD: A ver qué dicen ahora tus detractores.

NO SE VALE

Los que sacaron el cobre, y la verdad dio penita ajena, fueron los de Fox, pero los de Estados Unidos.

Ya saben que yo soy fiel a mi amigo Raúúúl. Son muy divertidas sus narraciones. Hasta creo que se equivoca adrede, y si no, qué importa.

Me pone de buen humor que siempre lo "traten de maraviiilla", que a los córners vayan los grandotes, que los coreanos y los jugadores de color sean rapidísimos y que en Tigres jueguen tres "Chakas".

Pero los que sí se notó que no le saben fueron John Laguna, Mariano Trujillo y Claudio Suárez.

Con el partido 1-0 favor de Tigres, pasaron una toma en la que estaban un par de aficionados del Palmeiras. Una señora y un muchacho, ambos con la playera del "Verdao", y aunque en Fox México les pasó de noche, no comentaron nada, era mejor que en Fox gringo hicieran lo mismo.

"Están tristes", dijeron. El muchacho estaba jugando con sus dedos y llevaron la broma muy lejos: "Mira, no les alcanzan los dedos para saber qué necesita el Palmeiras", risa y risa.

Pasan un par de minutos y Claudio tuvo que pedir la palabra para ofrecer una disculpa, porque el par de aficionados eran Silvia Grecco y su hijo, invitados por FIFA para ver el partido.

Silvia Grecco adoptó al muchacho a los 9 meses y le narra los partidos porque tiene una condición de ceguera.

Y no son para nada desconocidos, al contrario, ya estuvieron en una gala de la FIFA porque ganaron el premio "The Best 2019" a Mejor Afición.

HAY LEO CUÉLLAR PARA (OTRO) RATO

Pese a que a cada rato piden la cabeza del técnico del América Femenil, Leonardo Cuéllar, les cuento que en la Liga de mujeres hay mucha más paciencia que en la de hombres.

Para remover un técnico realmente tiene que pasar algo muuuy fuerte o una ruptura con la directiva, tal y como le pasó a Ramón Villa Zeballos con Nely Simón en Chivas Femenil, lo cual le costó salir al DT que hizo campeón a Tigres.

Les cuento que el trabajo de Cuéllar es analizado semana a semana, con números en mano, viendo qué tanto un mal resultado es culpa del estratega, las circunstancias, lesiones, bajas de juego y hasta positivos de Covid-19.

Nada se escapa al ojo de la directiva, incluso se le hacen preguntas y cuestionamientos sobre las jugadoras.

Y bueno, las malas noticias para los detractores de Leo es que hasta el momento ha salido bien librado porque a pesar de las controversias que hubo en el pasado con la salida de futbolistas como Lucero Cuevas, Estefanía Fuentes y algunas más, finalmente la dirigencia le ha dado la razón a Cuéllar.

En el arranque del Torneo Guardianes 2021 no le ha ido nada bien a las Águilas, sobre todo jugando en casa.

De momento, Cuéllar tiene a las azulcremas en séptimo puesto con 9 puntos, a 7 del líder Atlas (sí, en serio que el Atlas es líder en la Liga Femenil) y se espera que el equipo mejore notablemente en las próximas 2 jornadas, en las que va a enfrentar a Querétaro y Pumas, con dos mujeres muy aguerridas como Carla Rossi e Ileana Dávila en los respectivos timones, que podrían poner en aprietos al ex técnico del Tri Femenil.

Estos duelos van a ser claves para el técnico, que ha prometido presentar a un equipo más certero.

Lo que sí puedo garantizarles es que si el América no entra a la Liguilla o se ve superado en la Primera Fase, entonces sí se pondrá su continuidad en la mesa del análisis, porque en el cuadro azulcrema han dejado claro que todos los ciclos tienen un fin y nadie será la excepción.