FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

A VER SI ES CIERTO, MI MONU

Les apuesto lo que quieran a que el "¡Vaaamos... Vaaamos Ameee-ri-caaa" será casi inaudible en el Estadio Akron el próximo domingo.

El Clásico Nacional marcará el regreso de los barristas de La Monumental a los estadios. Quieren entrar mil, ya de perdida unos 800, pero la mera verdad es que yo creo que deberían darse por bien servidos si acaso se cuelan unos 100.

El tema no es que logren o no comprar en reventa, sino lo que tendrán que gastar por un viaje hasta Guadalajara.

No es casualidad el que en cada uno sus traslados a otras sedes, los barristas (y no solo los de La Monu) viajen en autobuses atiborrados, peor que auto-sardina rumbo al Six Flags. Claro, así se ahorran muchísima lana de gasolina y casetas que tendrían que desembolsar en caso de viajar por su cuenta.

Pues bien, como hay pandemia, no les quedará de otra que trasladarse en sus respectivos automóviles, claro, los que tengan. Ojo, no estoy criticando esa decisión, qué bueno que hay conciencia al respecto (si es que cumplen su palabra), pero la verdad es que parece más un cuento chino eso de que mil aficionados intentarán meterse al Akron, por más que me digan que buena parte del músculo de La Monumental provendrá de los hinchas que residen en Guadalajara.

Se pondrán a la venta algo así como 11 mil 500 boletos. En ese escenario, por cada 11 asistentes en el Akron al menos uno sería de La Monumental. ¿Será que lo lograrán?

En lugar de gastar tanta plata en el viaje, mejor deberían juntar la "vaquita" para sacar al "Perro Rabioso" de la cárcel, digo, si es que sigue refundido.

¿HASTA QUE SE AHOGUE EL NIÑO?

Mazatlán se ha convertido en un destino predilecto para los violentos, pues el Estadio Kraken ha abierto sus puertas en 7 ocasiones y ya son 3 las broncas que se han vivido en esa ciudad a causa del futbol.

El semestre pasado, unos aficionados de Rayados salieron bien librados del inmueble pues fueron evacuados por la seguridad del coso antes de que la situación pasara a mayores por la bronca que se avecinaba; este torneo, barristas de Santos se agarraron a golpes en dos distintos puntos de la ciudad, algo similar a lo que se vivió el fin de semana pasado, cuando algunos seguidores de Chivas se pusieron una madrina en la playa.

Las broncas son constantes y la respuesta es muy sencilla: la ciudad no está preparada para recibir a ese tipo de visitantes.

Y es que al Mazatlán FC le tocó nacer en plena pandemia, por lo que tardó en recibir aficionados y ha tenido que aprender poco a poco lo que es generar un operativo que implique el control de las masas antes, durante y después de los juegos.

Diiicen que en realidad es muy poca la seguridad que hay para los conjuntos de animación y evidentemente no puede estar al pendiente de las barras visitantes, pues me cuentan que la que ha estado destinada para los días de juego se enfoca muuucho en la barra local, a la que incluso ya le ha tocado ser agandallada por algunos oficiales.

Peeero el verdadero problema está en los seguidores de otras plazas que se pasean en bola por toooda la ciudad y han llegado a amedrentar a civiles sin ninguna autoridad que les ponga un freno, algo que no pasa en otros lares, donde los camiones y autos que llegan son custodiados por elementos de seguridad desde que cruzan la caseta hasta que llegan a los estadios donde se bajan a ver el juego y se regresan a su casa.

Y ooobvio no se le puede juzgar a la directiva por lo que hacen los seguidores de otros equipos en zonas lejanas al estadio, incluso en la playa como sucedió con la campal rojiblanca, peeero si no quieren que la ciudad se convierta en una zona de guerra, las autoridades deberán de apretar tuercas en ese sentido, antes de que se ahogue el niño y ahora sí quieran tapar el pozo.

TODO LE SONRÍE A REYNOSO

Mientras para algunos jugadores fue decepcionante enterarse de la cancelación de las Eliminatorias de Conmebol en la próxima Fecha FIFA, para Juan Reynoso, técnico de Cruz Azul, fue una caricia más al alma.

El peruano ya venía haciendo sus movimientos y rotando jugadores con la intención de que sus dirigidos lleguen lo mejor posible a abril, fecha de los partidos exigentes ante Chivas y América -además del estreno en la Concachampions-, cuando se enteró que ya no habría Eliminatorias Sudamericanas.

Me contó mi Judas de La Noria que Reynoso no hizo un fiesta, pero tampoco ocultó su alegría de saber que no se le van al menos 3 jugadores a Sudamérica, arriesgándose a alguna lesión y/o al Covid-19, y que podrá llevársela tranquilo con ellos para cuando retorne la Liga MX y el inicio del torneo de la Concacaf.

Y es que además de su goleador Jonathan Rodríguez, quien ya estaba en la lista de Uruguay pese a que hace 3 jornadas se perdió un partido por molestias musculares; también iba a aparecer Yoshimar Yotún con Perú.

El volante peruano es uno de los elementos que más le ha servido a Reynoso para rotar y que seguramente será titular de peso en Haití, en la visita al Arcahaie FC.

Además de Yotún, iba a correr riesgo su hombre de hierro en la defensa, el paraguayo Juan Escobar, que lo mismo ha cumplido de central como de lateral. A Escobar incluso ya lo había sentado en la visita de Mazatlán, el miércoles pasado, para que no sufriera alguna sobrecarga muscular.

Así que Reynoso respiró aliviado y solo esperará a saber cómo vuelven Luis Romo y tal vez Orbelín Pineda del Tri, pues ya sabía de antemano que tendrá en el Preolímpico a Roberto Alvarado y Sebastián Jurado.