FutbolFeed

@SanCaReforma

·
3 min
A
A

EL GRITO CONTENIDO...

Cualquier otro equipo que vence en su estadio a su rival en la ida de la Final puede poner a enfriar la champaña... pero no Cruz Azul.

Qué maldita maldición ha acompañado la historia reciente de La Máquina que ya ningún resultado, ni siquiera los positivos, pueden hacer que la pausa entre la ida y la vuelta de una Final traiga relajación, expectativa, y todos esos sentimientos que suelen vivirse cuando se disputa un título... Con Cruz Azul ya no se puede.

Los celestes se han encargado de crear un catálogo propio de desgracias en Finales con variedades impresionantes de cómo perder un título, haciendo que cada nueva experiencia sea tan o más dolorosa que la anterior.

Esta vez parece que todo es distinto, pero eso ya lo dijimos otras veces y vimos coronarse al rival celeste.

A fuerza de ser honestos, el plantel luce diferente, como si la "Madre de todas las Cruzazuleadas", esa que ni Final fue el torneo pasado ante Pumas, realmente fue el fondo que Cruz Azul tenía que tocar para darle la vuelta a la historia.

La afición celeste, por oootro lado, hoy ya no tiene uñas... Dentro de su corazón está contenido el grito, pero son tantas veces las que se ha ahogado en la angustia de las más increíbles derrotas, que seguramente les costará trabajo pronunciar la primera sílaba de esa palabra que los más viejos se acostumbraron a entonar hace 40 años, que los que ya pintan una que otra cana ya casi olvidaron y que los más jóvenes, esos que heredaron una pasión casi inexplicable, nunca han lanzado al cielo.

¡Cam...

¿La completarán el domingo?

AGUAS CON LA RATA

SanCaReforma al servicio de la comunidad.

Si tú piensas asistir el domingo al Estadio Azteca a la vuelta de la Final del Guardianes 2021, más vale que te pongas bien trucha con tu cel (y demás chácharas que cargues contigo).

Me cuentan unos compas que no hay un solo partido en que los amantes de lo ajeno se vayan con las manos vacías del Coloso de Santa Úrsula y la Final entre Cruz Azul y Santos es un juego demasiado tentador.

Así como regresó el público al Azteca, también volvieron los rateros con todo y su catálogo de mañas para robar teléfonos celulares, su objetivo favorito.

Las víctimas de sus fechorías ni cuenta se dan cuando entre uno o varios, "desaparecen" los celulares aprovechándose de las aglomeraciones que suelen presentarse entre la banda que va llegando al estadio, usualmente confiada y distraida por la emoción de los partidos.

Eso sí, entre malandros se respetan, por eso los "ratas" procuran no invadir la zona en la que operan los revendedores en la explanada del Azteca, y por ello me cuentan que prefieren hacer de las suyas en el trayecto del andén del tren ligero al final del puente que conecta con Calzada de Tlalpan.

Advertidos están; si el domingo se quedan sin cel, ya será su culpa absoluta.

VACUNA TRICOLOR

Los seleccionados mexicanos están felices de ir a Estados Unidos a los partidos "moleros".

Pero no, no crean que ya les urgía irse al "shopping", no, esta vez la felicidad viene por un tema loable totalmente.

Resulta que la FMF se puso las pilas y va a aprovechar el viaje al Gabán para que se vacunen contra la Covid-19 los integrantes del Tricolor que aún no gozan de dicha prerrogativa en México, ya que algunos futbolistas como Henry Martín y Guillermo Ochoa sí recibieron su piquete por su posible participación en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El Tricolor llegó hace varios día a Dallas, donde mañana enfrentará a Islandia en un amistoso, y los encargados de logística aprovecharon la visita al primer mundo, -donde los gobernantes sí actúan y no se andan con puras promesas como "ya saben quién"-, y pues allá hay vacunas para echar para arriba incluso para los chavos.

Habrá que ver si el entrenador Gerardo Martino aprovecha la oportunidad, toda vez que hasta ahora no se ha vacunado porque, romántico como él solo, quería hacerlo junto a su señora esposa.

¡Qué chulada!