FutbolFeed

@SanCaReforma

·
5 min
A
A

PUES SERÁ EL DEL RÍO BRAVO

Se vienen días y días y semanas y semanas de información que pueda surgir. Unas muy voladas, a las cuales no le entro ni le he entrado, otras como posibilidades reales y otras que son muy seguras. Habrá de todo y ustedes sabrán lo que consuman.

Aún recuerdo cuando el señorito Rodolfo Gilbert Pizarro Thomas se quiso ir de La Pandilla del Cerro de La Silla, hizo circo, maroma y teatro, le dio vueltas al asunto y logró zafarse del contrato que tenía con Rayados para que el Inter de Miami se lo llevara sin pagar de más.

Se fue con el llamado "Sueño Europeo". Creyó que estando en el equipo de David Beckham le sería muy sencillo dar el salto al charco y jugar, en un año, en Europa.

¡Oooh, gran decepción se llevó Pizarro... y sobre todo el Inter de Miami.

Resulta que los planes han cambiado, que el proyecto ya no es el mismo, que jamás la hizo, que es banca, que no lo meten como quisiera, que ya no está a gusto y que ambas partes se quieren separar.

Pa' pronto que surgen los nombres de 2 equipos... pero para volver a la Liga MX: Las Chivísimas Rayadas del Guadalajara -el equipo de Dios y María Santísima- y La Pandilla del Cerro de La Silla, como le dice San Cadilla.

"Con nosotros no es el camino", comenzó diciéndome mi Judas Pandi de Oficina, quien tiene su cubículo muuuy cerquita de la oficina del señor Duilio César Jean Pierre Davino Rodríguez.

"A ver, yo no soy nuestro técnico (Javier Aguirre Onaindia) ni Davino. Ellos decidirían, pero yo que he estado aquí todo este tiempo desde que fue, te digo que no vuelve. Salió mal. Además, con lo que gana, tendría que sacrificar un montón de lana", me contó.

Luego le lancé un Telegram a mi Judas Meee, de Guadalajara, y me contó lo siguiente:

"Acá ya sabemos que está la intención y se está viendo, pero ni de chiste se le pagaría lo que allá gana. Tendría que sacrificar parte de su sueldo", me contó también, admitiendo que podría ser al Rebaño Sagrado a donde vaya.

Pero fue hasta el final de conversar con ambos Judas que me enteré -desde Miami- cuánto gana el angelito allá.

"Acá se le paga 3.5 millones de dólares, menos impuestos", me dijo mi Judas Playero, y me contó que vienen quedando poco más de 2 millones de dólares libres por año.

¿Entonces por qué se fue si en Rayados ganaba, libres, muy poquito menos?

El tema fue que Pizarro creyó que yéndose al equipo de Beckham, como lo conté arriba, le sería más fácil cruzar el charco.

PD: Y sí, lo cruzará, pero el del Río Bravo de regreso.

AQUINO CHIQUITO O AQUINO GRANDOTE...

Miguel Herrera no dudó en crucificar hace poco a Giovani dos Santos por su actitud en un momento decisivo del Mundial de Brasil 2014, pero déjenme les cuento que el jugador del América no fue la única de sus decepciones, ya que en el paquete también debemos incluir a don Javier Aquino.

Al "Piojo" le hierve la sangre cada que uno de sus jugadores no muestra personalidad. Por eso estaba que no lo calentaba ni el sol cuando, según él, Gio le pidió el cambio en aquel partido de Octavos de Final contra los Países Bajos, dizque porque le quemaban los pies.

El técnico se puso aún más colorado cuando le dio sus primeros minutos en la Copa del Mundo a Aquino, solo para ver cómo en lugar de ser protagonista se fue haciendo chiquito, tanto que ni siquiera marcó a Wesley Sneijder en la jugada del empate.

Todo lo anterior viene a colación porque ahora que Herrera llegó a Tigres, Aquino tiene de dos sopitas: o se pone las pilas para demostrar que sí es un futbolista hecho para los grandes retos o se achica debido a que la competencia por los puestos será aún más feroz, con la incorporación del campeón del mundo Florian Thauvin.

AÑO DE REGALO

Se vienen los días en que los socios del Club Universidad Nacional recibirán el bonito mail invitándolos a caerse con la cuota anual y muero por saber si mis amigos unamitas tendrán la desfachatez de dirigir la misiva de este año sin hacer mención alguna de lo que ocurrió el año pasado, en el que, pese a que no hubo un solo partido en Ciudad Universitaria, sí se aventaron la puntada de cobrarle a los 600 asociados la cuota de 7 mil varitos por cráneo a cambio de no darles NADA DE NADA.

Como ya lo habíamos platicado en otras ocasiones, a diferencia de muchas membresías en clubes de verdad en todo el mundo, en Pumas el socio lo único que realmente recibe a cambio de su dinero es un par de tarjetas que le dan acceso a todos los partidos del equipo en el Estadio Olímpico Universitario y nada más.

Pese a la pandemia, el club no levantó ni un dedo para compensarle a sus socios primero por los partidos que se cancelaron en el Clausura 2020 y que se pagaron desde julio de 2019, no señor, además les cobraron el curso 2020-21 sin partidos de por medio.

Si ya se quitaron de encima el sueldo de Iturbe, no estaría nada mal que Pumas se luciera con sus socios y que ese mail que están por mandar traiga como compensación la condonación de la cuota de este año para quienes en un acto de fe y amor a los colores pagaron el año en que no recibieron nada a cambio.

Se vale soñar.