FutbolFeed

@SanCaReforma

·
4 min
A
A

ENCUERADOS

Nunca mejor dicho: ya encueraron a los seleccionados mexicanos.

Una vez más, los futbolistas del Tricolor están en boca de todos luego de que rompiera el silencio una de las asistentes a la famosa "Fiesta de Las Lomas", aquella que los jugadores organizaron a unas horas de partir al Mundial de Rusia y tras la cual salió muy mal parado Héctor Herrera, a quien recordamos por abandonar un entrenamiento en Dinamarca con tal de salvar su matrimonio.

Aimée Álvarez compartió detalles al "Werevertumorro" de lo ocurrido aquella noche del 2 y madrugada del 3 de junio de 2018, en un festejo en el que no faltó el sexo, alcohol y, según sugiere, hasta las drogas.

Lo curioso es que en la FMF ya temían que los futbolistas salieran con un chistecito así.

Resulta que los jugadores llevaban un rato concentrados en el Centro de Alto Rendimiento y querían un escape. Durante varios días le pidieron a los directivos que les regalaran una noche, una solamente, dizque para celebrar como se debía a Javier Hernández, quien el 1 de junio habría de cumplir 30 años.

No lo dicen abiertamente, pero los federativos sospechaban que el festejo sería sin las esposas o parejas de los seleccionados. Tampoco es que las dudas fueran de a gratis. Además de los antecedentes, se les hacía raro que los futbolistas se rehusaran a aceptar la convivencia familiar que les proponían, en las instalaciones del CAR, para partir a Europa como Dios manda, con las bendiciones de sus seres queridos.

Pero los angelitos ya tenían entre manos un festejo un poco más candente y creyeron que quitándole el teléfono móvil a las invitadas (a las que ni en persona conocían, según la confesión) iban a evitar un escándalo.

En mal momento la FMF dobló las manos. El resto es historia.

Quizá el único que no pudo recriminarles abiertamente fue el entonces técnico Juan Carlos Osorio, otro con fama de ojo alegre y el cual también tenía su larga lista de pecaditos...

SE LE ADELANTAN AL BARCELONA

Hoy se estrena LaLiga Exhibition en un centro de diversiones al sur de la CDMX, uno de esos museos con activaciones que te hacen sentir como si estuvieras en la cancha de algunos de los equipos de LaLiga española con la chance de sentarte en sus bancas y toda la onda, además de muchas otras actividades que me imagino tienen el principal objetivo de atraparte y que la consumas cada día más ese torneo.

Bueeeno, pues me cuentan que los que querían aventarse a montar una de estas exhibiciones en la Capirucha eran nada más y nada menos que los del FC Barcelona, pues desde hace varios años le han clavado el ojo al mercado mexicano y por eso tenían las ganas de traer un "pedazo" del Barsa a la CDMX para que pudiéramos conocer su historia, comprar artículos y hasta tomarnos fotos con Leo Messi, de forma virtual obviamente.

Peeero se atravesó el maldito "covicho" y el equipo prefirió ya no invertir en ese tipo de cuestiones, pues ya saben que la cosa no ha estado bien para el club económicamente hablando y menos ahora que, de llegar a renovar a La "Pulga", le van a tener que soltar más lana.

Dicen que ya tenían todo bien armado para comenzar a captar a más y más fans en México y Latinoamérica (que obvio es más y más dinero a sus cuentas) pero la pandemia no les dejó venir, por lo que los ganones fueron los de LaLiga, que estarán un ratote en el parque de diversiones mostrando su marca.

Ojalá que ese intento no termine ahí y el Barsa venga más seguido a México y no sólo a mostrarse, pues ya hace falta que se lleven a un futbolista como en su momento lo hicieron con mi Rafita Márquez, -a los Dos Santos no los cuento porque la neta pasaron de noche por ahí- al que de una vez le pido que no nos vaya a quedar mal, y que si se llega a clavar como DT en las inferiores del cuadro catalán, se lleve talento mexicano para que podamos ver historias como la suya en uno de los mejores equipos del mundo.