FutbolFeed

@SanCaReforma

·
4 min
A
A

OBJETIVO: REVIVIR

¿Qué tienen en común Cecilia Santiago, Charlyn Corral y Kiana Palacios?

Además de haber vestido la camiseta de la Selección Nacional, para ser bien sinceros, las 3 se retachan a México en busca de dejar de calentar los banquillos en Europa.

Cecilia se fue al PSV Eindhoven después de haber sido campeona con el América y la arquera número uno del Tri, encontró en Países Bajos una cultura de respeto y madurez que la dejó maravillada, tenía una buena vida y altas expectativas... hasta que apareció Sari van Veenendaal, nada más ni nada menos que la mejor arquera del pasado Mundial de Francia y la ganadora del premio The Best. Obviamente Ceci pasó a ser suplente y aunque juraba que le gustaba aprender de una especialista como Sari, la verdad es que eso de ver los toros desde la barrera la tenía molesta y lo que le sigue, además de que Mónica Vergara, directora técnica de la Selección Nacional, ya no sabía cómo capotear las críticas cada vez que la llamaba, pues le echaban en cara echar mano de una futbolista sin actividad constante y "la invitaban" a buscar otra opción ya fuera en la Liga MX o en otro país. Así que mi Ceci decidió dar por terminada su aventura por Europa y aceptó la oferta de Tigres, para hacer más poderoso a este equipo.

Mi Charlyn se lesionó el 2 de octubre del año pasado; solita se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y paró 7 meses en los que vio al Atlético de Madrid quedar fuera de la Champions y perder el dominio en la Liga de España, donde terminó en cuarto lugar, abajo del campeón Barcelona, Madrid y Levante. Ludmila y la venezolana Deyna Castellanos eran dueñas de los puestos en la delantera rojiblanca y la neta es que se veía muuuy complicado que pudiera recuperar de la noche a la mañana la titularidad. Desde hace un par de meses vino el acercamiento con su representante, Pachuca ya le había hecho un guiño en el pasado y ahora la directiva tuza se fue con todo, abrió la cartera y obviamente le pintaron un panorama halagador, su regreso iba a ser el golpe mediático del torneo. Además, la única manera de volver a la Selección Nacional es siendo titular y anotando goles para que Mónica Vergara la considere.

El caso de Kiana Palacios, quien ayer fue anunciada como refuerzo del Ame Femenil, era muy parecido, con la Real Sociedad jugó 27 encuentros, pero solo fue titular en 8, ya necesitaba un cambio y en la Liga Femenil de México varios le hicieron ojitos, solo que las ganonas fueron las de Coapa, a las que les urge experiencia para hacerle competencia a Tigres.

MONEDAS DE CAMBIO

Me contó mi Judas Cementero que en los últimos días de las negociaciones, Cruz Azul puso algunos nombres en la mesa para tratar de cerrar la compra de los derechos de Ignacio Rivero, pero los Xolos de Tijuana no daba su brazo a torcer.

Y es que además de dinero, La Máquina pretendía adquirir al futbolista uruguayo mandando a otro futbolista a la frontera como parte del pago. Uno de los primeros nombres que se manejaron fue el del delantero Lucas Passerini, no porque Juan Reynoso no lo quisiera, sino porque era un elemento que volvió al club tras estar fuera y aún debe chambear con la readaptación al grupo.

El detalle fino es que Xolos no estaba convencido de incorporar a Passerini, quien en la campaña 2020-21 apenas hizo 3 goles, entre Necaxa y Atlético de San Luis. Así que pidió otra opción y Cruz Azul ofreció al defensa Alexis Peña, quien llegó para el torneo pasado y no tuvo ni un minuto con los celestes de Reynoso. Xolos no lo vio mal pero Peña no quiso irse pa' llá y pidió que no ser transferido.

Fue entonces que Tijuana vio como opción a Misael Domínguez, un jugador que Reynoso no planeaba soltar a pesar de que tampoco tuvo muchos minutos, pero como en Cruz Azul sabían que era necesario un sacrificio para retener a Rivero, pues no hubo de otra que ponerle el moño a Misa y todos felices al final...