FutbolFeed

@SanCaReforma

·
4 min
A
A

EL REGRESO DE RENATO

Los astros se alinean para que Renato Ibarra regrese a jugar con el América.

Y es que después del suceso de hace un año y medio que lo condenó al exilio (entiéndase por "exilio" el Atlas de Guadalajara), resulta que el alto costo del futbolista, la negativa de los rojinegros para pagarle el sueldo completo (solo absorbían el 50 por ciento del salario) y la falta de ofertas sólida$ de otros clubes lo tienen entrenando, otra vez, en el Nido de Coapa.

Pero contemos la historia capítulo a capítulo.

En marzo de 2020 se armó la gorda cuando Renato fue acusado de tentativa de feminicidio por Lucely Chalá. El futbolista fue a dar hasta al Reclusorio Norte antes de que su entonces pareja retirara -por arte de magia- los cargos.

En donde no se la perdonaron fue en el Nido de Coapa, toda vez que querían a un jugador explosivo, pero única y exclusivamente en la cancha. A Ibarra le tocó salir del club, con el que no juega desde aquella noche del 30 de diciembre de 2019, en la Final contra Rayados.

A un año y 7 meses de aquel partido, Renato practica con el primer equipo del Ame y es aquí donde la historia tiene varias aristas.

  1. El tema legal es un asunto terminado. El futbolista acudió a sus citas con las autoridades y por ese motivo no hay nada que le impida cumplir la relación laboral patrón-empleado, con el Club América.

  2. En el plano familiar, Ibarra se separó de Lucely Chalá, pero hasta la fecha llevan una relación cordial, en parte por sus dos pequeños.

  3. En el plano personal, Renato tuvo que tomar cursos de equidad de género y hasta recibir atención psicológica, en una era en la que por fin se han visibilizado estas conductas de violencia, sobre todo contra las mujeres.

  4. Y en el plano deportivo, resulta que antes de que arrancara la pretemporada el técnico Santiago Solari quería un lateral derecho (ya llegó Miguel Layún), un lateral izquierdo (ya llegó Salvador Reyes), un contención (ya llegó Fernando Madrigal) y un volante explosivo por derecha, ¿y adivinen quién cumple con esta última petición?

Para que se consume el regreso de Ibarra, antes el América debe liberar una plaza de extranjero y dicen que quien lleva las de perder es mi carnalito Nicolás Benedetti, quien si no llama la atención por estar lesionado lo hace por aparecer en un video de índole sexual.

No sé en qué vaya acabar esta historia, lo que es un hecho es que en caso de que Renato vuelva a vestir la casaca azulcrema, en el Nido tendrán que estar bien preparados para soportar la avalancha de críticas que conllevaría la decisión, que tampoco será cosa menor.

Al tiempo...

PRUEBA... NO SUPERAAADA...

¿Ya vieron los memes del regreso de los aficionados a CU?

Vale la pena buscarlos pues estos fueron muuuy merecidos ya que la organización estuvo de risa.

Y es que a pesar de que en el Club Universidad y la UNAM tuvieron muuucho tiempo para planear la vuelta al Estadio Olímpico Universitario, luego de que el semáforo epidemiológico y ooobvio el pésimo nivel del equipo el torneo pasado no les dejara abrir las puertas de su casa en el Guardianes 2021, a la hora buena, hicieron otro oso con esa distribución estilo tablero de ajedrez que es el hazmerreír de propios y extraños...

Pero vayamos por partes... Primero lo primero.

La neta es que Pumas se lució con la plataforma para la venta de boletos, porque ya no tienes que andar pagando comisión en otros lados, pero tuvo errores, como era de esperarse, pues es una bronca iniciar sesión y obtener tu entrada que está en un código QR.

Lueeego, en el estadio no todos los lectores jalaron, entonces a la gente de seguridad no le quedó de otra más que confiar en la honradez de los aficionados y dejarlos pasar mostrando sólo la imagen, que ooobviamente podías repartir entre todos tus contactos para que pudieran entrar con un solo boleto... Y con lo honrada que es la gente en nuestro País... Pffff...

Pero lo peor fue la forma en la que metieron a 2 mil 600 personas en la tribuna de Pebetero, pues aunque los grupos de asientos tenían la sana distancia a los lados, literalmente le podías oler el cabello al de la fila de enfrente ya que ahí sí no hubo el suficiente espacio, por lo que si te tocaba un inadaptado que se pasara el juego gritando sin mascarilla (que los hubo) el riesgo de contagio era alto. Eso sí, cientos de asientos vacíos y acordonados, quién sabe para qué.

Me contaron que esta era una seeeria prueba para lo que se puede venir con el futbol varonil, por lo que creeeo que les conviene un poquitito que no les den chance de abrir el próximo domingo en el debut de Pumas ante Atlas, porque me cae que para el regreso de la gente a la tribuna, los auriazules se sacaron un 5.5 en su primer examen.